Opinión

Opacidad total en el Nuevo Aeropuerto

     
1
      

    

Nuevo AICM.

El financiamiento para el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México es totalmente opaco, no es posible determinar su costo, además de que hasta los impuestos aeroportuarios que se cobrarán cuando entre en funciones ya se deben.

De acuerdo con el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2015, “con la documentación e información que se proporcionó… la Auditoría Superior de la Federación no contó con evidencia suficiente, competente, relevante y pertinente que le permita constatar que las operaciones del esquema de financiamiento se realizaron en los términos convenidos”.

El diputado federal Vidal Llerenas explica que de acuerdo con la fiscalización que se realizó es imposible saber cómo se va a financiar el aeropuerto y transparentar sus recursos.

Además, otro punto fundamental es que será una deuda pública encubierta, ya que con el pretexto de los fideicomisos será imposible transparentar este gasto.

Ni siquiera, comenta el diputado, es posible saber por cuántos años estará comprometida la Tarifa del Uso de Aeropuerto, ya que el informe señala que “no es posible determinar el costo total del esquema de financiamiento (el capital del crédito, sus intereses, las comisiones y gastos asociados con el mismo), que se tendrá que pagar con recursos de la TUA”.

En el resumen de observaciones se señala además que “no existe un control por parte de alguna dependencia del gobierno federal de las erogaciones para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que incluya las cifras de las obras inherentes pagadas por otras entidades como la Comisión Nacional del Agua, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, el Fideicomiso 1936 Fondo Nacional de Infraestructura, entre otros”.

Es decir, de los 20 mil 571 millones 631 mil 700 pesos que corresponden a ingresos obtenidos en 2015 por el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, SA, no se sabe casi nada.

HASTA LA SENADURÍA LE ASEGURARON
En todo lo que se comenta respecto a la negociación de Josefina Vázquez Mota con su partido para aceptar la candidatura al gobierno del Estado de México hay un punto que parece absolutamente ilógico y es el hecho de que pidió que en caso de no ganar, la hagan senadora de la República en 2018.

Esto se platica con cierta indignación por parte de algunos panistas, quienes aseguran que a pesar de que Josefina va a la cabeza en las encuestas, esto de nada servirá si no compite con garra y se juega el pellejo para ganar la elección.

Es más, aseguran que si sigue con esa actitud podría volver a quedar en tercer lugar, ya que para aceptar la candidatura pidió el apoyo del partido, los gobernadores y sobre todo de los panistas del Estado de México.

Pero bueno, después de meses de negociación, por fin este domingo Josefina Vázquez Mota será candidata panista al gobierno del Estado de México y a cruzar los dedos para que no le hagan pública más información de su organización de apoyo a migrantes Juntos Podemos.

Por cierto, aseguran que ya le pidió su apoyo al precandidato a la presidencia albiazul, Ernesto Ruffo Appel.

* * *

A siete meses de haber tomado posesión como presidente del PRI, Enrique Ochoa cambiará dos de las carteras más importantes del partido. En lugar de la secretaria general, Carolina Monroy, entrará Claudia Ruiz Massieu, y en lugar de la senadora Cristina Díaz entrará el exgobernador y padre del actual mandatario de Oaxaca, José Murat, con lo cual deja la política tras bambalinas y vuelve a la luz pública.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
​Indispensable, gastar menos en diputados
Cada vez más apoyos
Casi cuatro veces creció el gasto a los partidos