Opinión

Ola de liquidez monetaria


 
En los últimos días, el tipo de cambio del peso frente al dólar acentuó la tendencia a la apreciación que inició hace diez meses, al grado de cotizar en esta semana en niveles mínimos de 20 meses.
 
Desde el 1 de junio de 2012, el tipo de cambio acumula una revaluación nominal de 15.5%, al pasar en operaciones al mayoreo de 14.35 pesos por dólar ese día a 12.13 ayer, según información del Banco de México (Banxico).
 
La apreciación cambiaria es resultado, principalmente, del interés y apetito de los inversionistas extranjeros por activos financieros con rendimientos atractivos como el peso mexicano, que sigue "de moda".
 
México es uno de los mayores receptores de los flujos de capital provenientes de las principales economías avanzadas, cuyas políticas monetarias extremadamente expansivas han contribuido a que persista un entorno de liquidez abundante a nivel global.
 
La ola de liquidez es el efecto de los estímulos monetarios de carácter cuantitativo que ha puesto en marcha la mayoría de los bancos centrales de los países desarrollados.
 
Inundación de yenes
 
El caso más reciente es el del Banco de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés), que ha mantenido sin cambios la tasa de interés de referencia en un rango mínimo de 0 a 0.1%.
 
Sin embargo, en su reunión del 4 de abril, la junta de gobierno del banco central japonés, que tuvo su primera sesión bajo el mando de Haruhiko Kuroda, anunció un nuevo programa de compra masiva de activos financieros para poner fin a la deflación crónica y apoyar el crecimiento económico.
 
El programa consiste en la compra de bonos del gobierno japonés, por 7.5 billones de yenes al mes, cerca de 80 mil millones de dólares, entre 2013 y 2014.
 
Sin perder el tiempo, el BOJ llevó a cabo sus primeras adquisiciones de bonos el lunes, cuando anunció la compra de 1.2 billones de yenes.
 
Inyección de dólares
 
Ese programa se suma al de compras de activos financieros por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, por un monto mensual de 88,000 millones de dólares.
 
La Fed, además de mantener inalterada la tasa de fondos federales en un rango mínimo de entre 0 y 0.25%, tiene la intención de dejarla excepcionalmente baja en tanto la tasa de desempleo en EU continúe por arriba de 6.5%.
 
Aunque la tasa de desempleo bajó a 7.6% en marzo -su menor nivel en cuatro años-, la economía estadounidense sólo creó 88, 000 puestos de trabajo en ese mes -la menor generación de empleos desde junio de 2012.
 
Lo anterior sugiere un menor ritmo de crecimiento económico de EU y un debilitamiento de su mercado laboral.
 
Europa, preparada
 
También el 4 de abril, el Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener sin cambio la tasa de interés de referencia en la zona euro en el mínimo histórico de 0.75%.
 
No obstante, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que el organismo está "listo para actuar", a fin de impulsar la economía de la eurozona, golpeada por la recesión.
 
Esto abrió la puerta a un recorte de la tasa de interés tan pronto como el mes próximo. A su vez, el Banco de Inglaterra decidió mantener sin cambio la tasa de interés de referencia, así como el monto de su programa de compra de activos financieros en 375 mil millones de libras esterlinas, equivalente a 600,000 millones de dólares.
 
México, "encanto"
 
Las tasas de interés en mínimos históricos y las políticas monetarias expansivas de los bancos centrales de las principales economías avanzadas, incentivarán la búsqueda de mayores rendimientos por parte de los inversionistas extranjeros y contribuirán a generar importantes flujos de capital hacia los mercados emergentes.
 
En ese sentido, los flujos de capital hacia México, sobre todo de corto plazo, no sólo se mantendrán constantes, sino que, previsiblemente, se incrementarán.
 
Durante los últimos meses, el país ha captado recursos financieros externos en cantidades sin precedente, dado el "encanto" de los activos financieros en pesos.
 
Por esa misma razón, México seguirá siendo uno de los mayores receptores de los flujos de capital provenientes de los países desarrollados.
 
Acumular reservas
 
Dada la liquidez abundante en el mercado cambiario mexicano, la Comisión de Cambios decidió suspender el mecanismo de subastas de ventas diarias de dólares, cuyo propósito secundario era acotar el margen de depreciación del peso frente al dólar.
 
Al haber hoy la situación contraria -una tendencia a la apreciación del tipo de cambio-, el mercado espera que la Comisión de Cambios anuncie la reanudación del esquema de subastas mensuales de opciones que dan el derecho a vender dólares al Banxico.
 
Este último mecanismo permite acumular reservas internacionales como medida preventiva ante posibles escenarios de riesgo, como una reversión de los flujos de capital.
 
vpiz@elfinanciero.com.mx
 
twitter: @VictorPiz