Opinión

Odas a la impunidad


 
 
Los daños colaterales alcanzaron otros niveles.
 
Esta vez el golpe bajo y de serias consecuencias para el país fue el manotazo a nuestro sistema de justicia.
 
Como se vea, el desenlace del proceso de la francesa Florence Cassez, al final de cuentas debe verse como una oda a la impunidad.
 
Cassez se escurrió por entre las rendijas de un sistema de justicia aún con muchas goteras.
 
Pero este triste episodio que pasó por alto la culpabilidad de la acusada de secuestro y crimen organizado, dejó literalmente a la Suprema Corte como el cuetero. Otra raya al tigre.
 
Pero no sólo fue Genaro García Luna. Hubo otros que le agarraron la pata a la vaca, principalmente el exnumber one que lo permitió.
 
No nos quedamos con la imagen de la Florence Cassez subiendo al avión que la lleva de vuelta a su casa, con tremendos recordatorios a nuestras raíces de mexicanidad. Lo que le apuraba era salir libre e irse como fuera.
 
Ya se fue y los que votaron apegados a la ley, lo hicieron con argumentos. Los que pensaron siempre que es culpable, también tienen razón. Lo real es que este caso de impunidad a todos nos dejó con un palmo de narices.
 
Hace bien Jesús Murillo en indignarse por el caso, pero también tiene la posibilidad de enderezar las cosas, ¿qué no?
 
Pero aquí no acaba
 
Hay otros temas pendientes. El desistimiento de la Procuraduría General de la República (PGR) sobre las acusaciones contra oficiales del Ejército. Este tema, escribió el general Javier Ibarrola (qepd), lastimó profundamente a las fuerzas armadas y tardarán mucho tiempo en reponerse. El exnumber one favoreció a una élite de poder que siempre se manejó con aquello de 'los que no están conmigo están en mi contra'.
 
El caso de los generales también puso el dedo en la llaga, la revisión del papel de los testigos protegidos, todos de muy dudosa reputación pero pagados con recursos del erario público para decir lo que sea y darlo como cierto.
 
El general Tomás Ángeles Dauahare fue arraigado y encarcelado por haber hecho un guiño en la sucesión del general secretario. ¿O no?
 
También se pondrá en el tapete de las reformas el tema del arraigo. Otro hoyo negro.
 
Gobers bajo sospecha
 
Y en este paquete de daños colaterales no quedará de lado el caso de los gobernadores. Durante años fue notorio el distanciamiento del presidente de la República con un buen grupo de mandatarios locales, a los que señaló -siempre en corto- de estar vinculados con el lado oscuro.
 
Debieron esos gobernadores estigmatizados hacerse a un lado para no empañar la imagen del candidato presidencial del PRI. Fue el tiempo de sumirse, dijeron.
 
Y en esa corretiza a las brujas del nuevo milenio, no se olvida el cateo a la casa de Jorge Hank Rhon. El caso se les cayó.
 
Otro de los casos del sospechosismo fue el armado por la Procuraduría General de la República, el del tamaulipeco Tomás Yarrington. Tampoco le han acreditado nada.
 
Esto y más lo que se acumule.
 
> Lavaderus est
 
** Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
 
1.- Un conflicto de intereses marca Acme.
 
El peor escenario se le presentó al nuevo presidente del Ifai, Gerardo Laveaga, cuando estaba por tomar posesión del respetado organismo antiopacidad. 'Votamos por el menos peor', dijo alguien. La suerte le sonreía hasta que Ángel Trinidad Zaldívar no se aguantó las ganas y le dijo lo que pensaba de él, pero en público. Mucho tendrá que hacer Laveaga para convencer a los escépticos de que merece el puesto. Lo que dijo en público Trinidad, otros ya lo habían comentado en corto.
 
Pero lo peor de todo fueron los señalamientos de Trinidad Zaldívar sobre el extraño y cuestionable desempeño de la comisionada Sigrid Artz. Eso sí preocupa mucho más.
 
Artz actúa, dijo, como juez y parte de los temas que tiene bajo su responsabilidad. Le pidieron a Laveaga actuar en consecuencia, pero ayer no se le vio muy decidido a actuar. Artz se fue de escapada a Bruselas, Bélgica -muy lejos por cierto-, y le dejó dicho al titular del Ifai que respondería después mediante un boletín. ¿Y ya?
 
Estamos frente a un descomunal conflicto de intereses. ¿A favor de quién?
 
2.- Larga espera. El 15 de octubre de 2012 Julián Gazcón Mercado, patrón del emblemático Hospital de Jesús, exgobernador y exsenador de la República, recibió carta de la embajada de España, donde le anuncia que 'en la pasada promoción de honores de la onomástica de su majestad el rey', se acordó otorgarle 'la orden de Isabel la Católica en grado de encomienda, en atención a los méritos y circunstancias que concurren en su persona'.
 
Al veterano médico nayarita, hermano del luchador social Alejandro Gazcón Mercado (fallecido en 2005), le entusiasmó la noticia del reconocimiento de la Corona española a la institución de asistencia fundada por el conquistador Hernán Cortés, emblemático hospital que, además, en 2014 cumplirá 500 años.
 
Julián Gazcón solicitó al Senado el permiso para aceptar la referida condecoración, pero hasta donde sabe el documento ha pasado de la Secretaría de Relaciones Exteriores a la Secretaría de Gobernación y al Senado de la República, y hasta ahora no ha recibido la notificación.
 
Gazcón dice que habló con un senador y éste le dijo que ya se aprobó hasta dos veces. Pero de la comunicación oficial ni sus luces.
 
Y no, no es un caso para la araña, sino para Emilio Gamboa. ¿O no?
 
3.- Mañana viernes se cumplen 399 años de la llegada al Puerto de Acapulco de la misión Hasekura Tsunenaga, la primera misión comercial y diplomática que Japón envió a Ultramar atravesando el Pacífico. Así inician los festejos hacia los 400 años de las relaciones culturales entre México y Japón.
 
** Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
 
Desde Davos, Ernesto Zedillo apareció en una foto con Felipe Calderón. El cachanilla tiene una expresión de 'sorry, no traigo cash'.
 
Twitter.com/@Chucho_Sanchez>
jsanchez@elfinanciero.com.mx
Blog: LavaderusEst.Mx