Opinión

Obama y McDonough ajustan Gabinete para el segundo periodo


De cara a su segundo periodo de gobierno, en el que deberá trascender más allá de ser el primer mandatario afroamericano de Estados Unidos y de salvar al país de la bancarrota en 2009, Barack Obama anunció el viernes importantes ajustes en su equipo, que incluyeron la designación de Denis R. McDonough como nuevo jefe del Gabinete.
 
Justo ahora que el presidente impulsa en el Capitolio la reforma migratoria -cuyos objetivos delineará mañana en Las Vegas, Nevada-, entre las cualidades de McDonough, nacido hace 43 años en Stillwater, Minnesota, resalta su conocimiento del español y de América Latina, ya que recorrió el subcontinente después de estudiar historia y fue profesor de preparatoria en Belice. En 1996-99, trabajó como asesor del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara baja y más tarde fue consejero de los senadores demócratas Tom Daschle y Ken Salazar.
 
En 2007 se incorporó al equipo del entonces senador Obama, quien el viernes no escatimó elogios para él, al llamarlo un 'amigo cercano' en el que confía por su 'intelecto y buen juicio'. En el Consejo de Seguridad Nacional desde 2008, como jefe de Comunicación Estratégica, titular del Gabinete y hasta los últimos días como viceconsejero, McDonough estuvo en el pequeño grupo que siguió en vivo desde la Casa Blanca el aniquilamiento de Osama ben Laden en Pakistán en 2011; participó en el diseño del retiro militar de Irak y de Afganistán y es un devoto católico que también asesoró al presidente en temas religiosos y minorías de manera informal, con fama de ser incansable, enérgico y franco, señala The Washington Post.
 
Neera Tanden, presidenta del Centro para el Progreso Estadounidense, uno de los think tanks liberales con más influencia en el gobierno demócrata, subrayó que McDonough es un 'inteligente innovador', cuyo perfil político no podía contrastar más con el de su antecesor en el cargo, Jack Lew, nombrado para el Tesoro en reemplazo de Timothy Geithner y exdirector de la Oficina de Administración y Presupuesto, un funcionario federal de corte más financiero y conservador, que procede del establo de los Clinton.
 
Nombramientos
 
Obama hizo además otros nombramientos, entre los que destaca el de Lisa Monaco -procuradora general asistente- en sustitución de John Brennan, asesor contraterrorista y artífice de la escalada de 'asesinatos selectivos' con aviones teledirigidos (drones) en Oriente Medio, Asia Central y África, que es investigada desde la semana pasada por el abogado británico Ben Emmerson, relator especial de Naciones Unidas para Derechos Humanos.
 
Mientras que Brennan partirá al mando de la CIA, donde efectuó la mayor parte de su carrera durante 25 años, para ocupar la plaza del general David Petraeus, caído en desgracia por su aventura extramarital, Monaco, quien cubrirá la cuota femenina en el aparato de 'seguridad nacional', demasiado dominado por hombres, dicen los criticos, es precisamente especialista en asuntos mundiales y goza de la simpatía de demócratas y republicanos.
 
Graduada en Harvard y en la facultad de leyes de la Universidad de Chicago, fue consejera y jefa de Gabinete del director de la FBI, Robert S. Mueller III. Para el secretario de Justicia, Eric H. Holder Jr., indica TWP, 'no tiene rival en cuanto a su dedicación al país, su experiencia en asuntos de seguridad nacional y su excelente juicio'. Michael Mukasey, quien fuera el último procurador general de George W. Bush, también elogió la designación.
 
En el ajuste interno, Obama informó asimismo que dejará de trabajar a su lado David Plouffe, uno de los cerebros junto a David Axelrod y Jim Messina de su meteórico ascenso a la Casa Blanca, reemplazado por el director de Comunicaciones, Dan Pfeiffer. De frente a su antiguo asesor, el mandatario aseguró que Plouffe se ganó 'la bien merecida reputación de ser un genio con los números y un duro peleador en las líneas políticas'.