Opinión

Oaxaca: un ecosistema tradicional con tintes claros de innovación

 
1
 

 

Mezcal. (Cuartoscuro)

OAXACA.- Ebullición en el Centro de Convenciones Monte Albán con motivo de la EXPO PYME OAXACA 2015. Los organizadores, la Sedeco de Turismo y Desarrollo Económico esperaba 2 mil asistentes durante 3 días que concluyen este viernes. Lo más seguro es que se superen las metas.

Un total de 80 stands con igual número de empresas desplegaron sus productos o servicios y se desarrollaron talleres, conferencias magistrales y temáticas. Hubo vinculaciones entre negocios, muestras gastronómicas, desfiles de modas. Un muy buen evento, correctamente montado es, bajo el título “Fortaleciendo las rutas Turístico Económicas” el evento número cinco en la Ciudad Capital y van por un tercero en las regiones desde el 2011. El evento que sigue es del 26 al 28 de noviembre en Huajuapan de León, cercano a Puebla.

Desde el 2011 estos eventos de promoción económica se vienen desarrollando con pocos recursos pero mucho entusiasmo.

Los proyectos que se exhiben están fuertemente vinculados a las fortalezas económicas del estado. Mucho Mezcal, nuevo, innovador en sus procesos productivos, en sus presentaciones, en sus cajas de color que en sí mismas son bellísimas porque recuperan todo el colorido de un pueblo que no le teme a la combinación caprichosa, disruptiva de formas y tonos.

Nuevas modalidades de reposo del alcohol con sabores nuevos. Se usan barricas de distintas maderas o de cobre, se ahúman con maderas especiales. Es un fervor esto del mezcal. La ruta del mezcal está tomando una fuerza impresionante.

Ahora se combinan con botellas caprichosas con decorados que demuestran alebrijes llenos de colores vivos que son en sí mismas obras de arte.

Pero si el mezcal es un fervor, el café no se queda atrás. Los productores de café en el estado ya superan la etiqueta de “orgánico” para instalarse en el terreno de la taza de especialidad. Y la innovación rebasa el paso tradicional del kilo de café orgánico.

Ahora ya están listos, así se saben, para aprovechar la fiebre de las maquinitas que hacen café en cuestión de pocos segundos. La tendencia de las cápsulas de cafés ha sido superada por los más experimentados cafeticultores mexicanos que de años atrás se han dedicado a venderle a Japón, Finlandia, Alemania, Australia.

Con “capsulitas” con un contenido de cinco gramos un kilo de buen café se convierte en 200 shots y la utilidad se incrementa pero sobre todo el buen bebedor de café ingresa a nuevas dimensiones. No se trata de un café comercial y en el mejor de los casos orgánico: se trata de un excelente café que por el momento, lamentablemente, no podemos beber en México porque el 100 por ciento de la producción por ahora se canaliza hacia Europa y Asia.

De esto escribiremos posteriormente. También pudimos ver la ruta del turismo ahora con especialidad en el ecoturismo y de aventura. Para no dejar la plana la artesanía y los moles, las salsas y las mermeladas, la miel para mascarillas, las sales sofisticadas acompañadas con chapulín, las aguas exóticas de frutas casi desconocidas en la Capital.

Un vigor de alternativas que quizá no lleguen a satisfacer a quien vive maravillado por la “START UP MANÍA” pero que demuestran una evolución del ecosistema Oaxaqueño. La Sedeco, a cargo del Arquitecto José Zorrilla de San Martín Diego no ha cruzado los brazos. La Subsecretaria Angela Hernández Sibaja y la Ingeniero Guadalupe Jarquín, Directora de Desarrolla Empresarial ofrecen un resultado que evidencia el trabajo. No son proyectos de ALTO IMPACTO pero hay avance indudable e innegable en el trabajo de las Pymes en sus productos, variedad, envases, diseños, innovaciones.

Merecen estas regiones olvidadas de la “mano del señor” mejores oportunidades para fortalecer sus iniciativas emprendedoras. Lo merece su juventud y por ello los recursos que se destinan a estos estados y las políticas públicas en favor de estas regiones no deben ser regateadas por más que así invite la panorámica de un 2016 complejo. Habrá que echar a volar la imaginación y descubrir nuevas formas de responder a los ánimos de emprendimiento de estas zonas del país que no han sido beneficiadas por el crecimiento económico.

Tradicionales pero no por ello carentes de innovación. Muy grata sorpresa encontrarnos con el ecosistema emprendedor Oaxaqueño.

Twitter:@ETORREBLANCAJ

Correo:direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:

¿Qué hacer en los terrenos que libere el Aeropuerto de la Ciudad de México?

Senado dará el VoBo. Al TPP, el que “beneficiará a las Pymes”, sentencian

Rompe paradigmas la Semana Nacional del Emprendedor