Opinión

Oaxaca apuesta a reconfigurar la industria cafetalera nacional

 
1
 

 

Café cortado, macchiato o noisette

Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, quiere con el apoyo de la Sagarpa reconfigurar a la industria cafetalera nacional a partir de un modelo renovador de los cafetales que ha comenzado a aplicarse en su entidad. Las primeras muestras de lo que están haciendo habrán de conocerse en abril en Estados Unidos.

Esa reconfiguración restablece progresivamente la capacidad productiva de las tierras a partir de rejuvenecer los cafetales, aplicar una rehabilitación de los suelos, de intensas capacitaciones a productores y de demostrarles que con un café de mayor calidad multiplicarán sus ingresos.

Mejorar la perspectiva de ingresos no sólo abatirá la pobreza, sino que retendrá la mano de obra de las nuevas generaciones que están abandonando los cafetales de sus padres y abuelos.

El primer reto es conseguir que Oaxaca incremente su producción de los casi 200 mil sacos anuales que obtiene en la actualidad, primero a un millón y luego a dos millones dentro de cinco años. En sus mejores épocas productivas de café en el estado se llegaron a recoger alrededor de un millón de sacos.

La apuesta del gobierno de Oaxaca consiste en replicar lo que un especialista del café mexicano, con raíces en esa entidad,  ha conseguido en un terreno de 40 hectáreas cultivadas que adquirió en 2013, cuando inició el proceso de modernización y reconfiguración.

Incrementar cuatro mil por ciento su capacidad de producción en seis años es relevante, pero saber que el precio de lo que se obtiene es de por lo menos el doble porque se orienta hacia mercados muy sofisticados que buscan tasa de especialidad, da una dimensión distinta a esa reconfiguración.

Hoy el promedio productivo de los cafetales oaxaqueños oscilan entre dos y tres sacos por hectárea cuando se puede conseguir que esa misma dimensión territorial produzca 20 sacos anuales.

Los resultados ya obtenidos en los pasados años en la experiencia de la Finca Chelín, en el municipio de Candelaria Loxicha,  han permitido que el Plan Integral de Atención al Café que lidera la Sagarpa valore extender el 'modelo oaxaqueño' progresivamente a las doce entidades en donde hay producción cafetalera nacional.

Además de la producción del grano, en Oaxaca se pretende crear rutas cafetaleras para ser explotadas en la industria turística nacional, acercar a la artesanía, a la gastronomía y a los textiles y cultura de la entidad, amén de ofrecer cafés derivados del trabajo de mujeres agricultoras.

Enrique López Aguilar, eje de esta reconfiguración cafetalera en Oaxaca,  ha podido ya asesorar y capacitar en temas de trabajos postcosecha, nutrición, productividad y proceso de cafés de especialidad, además de entregar insumos a más de 300 pequeños productores y productoras de 20 comunidades de los municipios Candelaria Loxicha, San Pedro El Alto, San Agustín Loxicha, Los Mixes y la Sierra Mazateca.

Este productor mexicano inició en Chiapas en dos fincas. Una de ellas era Las Nubes y la segunda Santa Cruz. Trabajó 13 años y afinó un modelo con el que arrancó ya en Oaxaca una finca, Chelín, en 2013 y en 2015 la finca Santa Cruz II. En Chiapas trabajó sobre 450 hectáreas que dejó en manos de sus hermanos y en Oaxaca sobre 90 sólo de su propiedad.

Enrique López inició un trabajo altruista en Oaxaca apoyando a muy pequeños productores explicando cómo conseguir y por qué una tasa de especialidad.  Cuando Murat conoció su trabajo encargó a un centro de innovación -lanzado por Enrique- de nombre Innova Café la reconfiguración de la industria, sobre todo aquella en la que participan los más pobres y pequeños productores del grano.

Luego de casi 17 años de trabajo Enrique ha exportado toda su producción a los siguientes mercados: británico, holandés, japonés, coreano, australiano, finlandés y de Estados Unidos. A todos con tasas de especialidad.

Por lo pronto Oaxaca va ya con el apoyo de la Sagarpa a la Global Specialty Coffee Expo que se desarrollará del 20 al 23 de abril en Seattle, Washington, EU, a donde llegarán 30 muestras de café de especialidad de México de las cuales 10 muestras son de Oaxaca. Este es un evento de exhibición, de presentación de muestras. De ahí pueden concretarse contratos de exportación.

Posteriormente se conformará una serie de muestras mexicanas para un evento similar en Europa. Ahí van por la invitación de la organización SCAE europea. Desde luego también irán muestras de Oaxaca.

Se está exhortando a los pequeños productores que además del café puedan también en paralelo desarrollar cosechas de otros cultivos como la guanábana, el aguacate y el cacao. Más cultivos que ingresan más recursos a los agricultores y mejoran suelo y sabor del café.

Si los resultados que persigue Oaxaca resultan evidentemente exitosos, La Sagarpa estaría dispuesta a que la entidad convoque a crear un organismo productor nacional con la pretensión de extender el modelo oaxaqueño a otros estados interesados y sobre todo entre pequeños productores pobres.

DE TIN MARÍN...
Grupo Megacable toca la puerta de la zona centro del país. Desean ser parte de ese mercado que entre telecomunicaciones y servicios suman nacionalmente un valor de 12 mil millones de dólares anuales de los cuales cuatro mil millones son invertidos por empresas que se localizan y operan en la zona centro del país. Las empresas con las que ingresa son Ho1a (enfocada a proporcionar servicios y soluciones de tecnologías de información para empresas) y Metrocarrier enfocada en servicios y soluciones de telecomunicaciones para empresas. Del asunto estratégico y lo que representa para las empresas mexicanas, particularmente las Pymes, podremos dar detalles el siguiente miércoles.

Correo: etj@universopyme.com.mx

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Oro molido ofrece la Sedeco CDMX a emprendedores
Lanza Bancomext 'hub' de oportunidades de inversión en México
'Masiosare', un extraño enemigo (el lobo)