Opinión

Nuevos focos de
alerta a nivel global

Como termómetro del clima de confianza global, y después de un arranque de semana sumamente sombrío, los mercados financieros globales mejoraron sustancialmente hacia finales de la misma. Varios factores de carácter geopolítico se conjugan ahora en un cóctel que pudiera convertirse en algo explosivo.

1. Siria: El 5 de febrero venció el plazo para que Siria destruyera y sacara su armamento químico. La hoja de ruta acordada entre Siria, Estados Unidos y Rusia contemplaba que las instalaciones de armas químicas se someterían a destrucciones secuenciadas entre el 15 de diciembre y el 15 de marzo. Todo el arsenal debería salir del país inmediatamente. El único elemento que podría permanecer dentro, más allá del 5 de febrero, era el isopropanol. Se estima que a la fecha sólo se ha destruido el 4 por ciento de su armamento.

El pasado miércoles expiró el plazo para que todas las armas de este tipo salgan del territorio sirio.

2. Estados Unidos: No hay todavía un nuevo Límite de la Deuda por parte del Congreso. El pasado viernes venció el plazo para que el Congreso de los Estados Unidos determine un nuevo límite al tamaño de la deuda del Gobierno americano. El Congreso acordó el pasado 16 de octubre, cuando se reabrió el Gobierno, el suspender cualquier límite a la deuda hasta el pasado viernes.

El Secretario del Tesoro Jacob J. Lew advirtió al Congreso, que no pueden pasar más de 3 semanas, específicamente hasta el 27 de febrero, para que incremente el límite de la deuda soberana, a efecto de evitar un default en la deuda.

A la fecha no hay una iniciativa para aprobar un incremento en la deuda. Estimamos que esta iniciativa podría presentarse entre el 10 y 16 de febrero. El Congreso tendrá un receso del 17 al 24 de Febrero. Así que no se descarta un acuerdo de último minuto, del 27 de febrero, y una nueva fase de tensión en los mercados.

3. Irán: En el marco del levantamiento reciente de las sanciones sobre Irán, se abre una nueva investigación de la ONU y de la Agencia Internacional de Energía Atómica. Para esta investigación llegaron los inspectores el fin de semana pasado a Teherán. Si Teherán se niega a proporcionar información suficiente, pudiera haber nuevas amenazas de desestabilización en la región.

4. Las olimpiadas de Sochi en Rusia tienen un elevado riesgo de eventos terroristas. Al ser una zona eminentemente Chiíta, Sochi se convierte en el blanco ideal del terrorismo extremista de Al Qaeda.

5. China: Terminó la celebración del año nuevo en China y siguen sin resolverse una serie de asuntos como la debilidad de la banca paralela China, el incumplimiento de los reportes financieros de las empresas chinas listadas en la Bolsa de Nueva York. Las cifras de deterioro en la industria global, por el factor del frío extremo pueden incidir en una mayor debilidad en la industria China.

6. La debilidad de varios países emergentes como Argentina, Venezuela, Turquía, India, y ahora Puerto Rico, que se enfrentan al círculo perverso de la continua y tardía baja de las calificaciones crediticias.

7. México: Por último le adelantamos lo que algunos de nuestros indicadores anticipados nos señalan: Con el indicador IBAM de diciembre estimamos que el IGAE del último mes del 2013 pudo haber crecido 0.4 por ciento anual, con lo que el PIB de todo el 2013 pudiera ubicarse en 1.1 por ciento anual. El índice de Confianza Económica del Instituto de Contadores Públicos cayó 5 por ciento en enero, y al igual que el Índice de Confianza del Consumidor de Banxico y el INEGI, nos señala a “la inseguridad” como el principal obstáculo para los negocios en México.

La caída en las ventas de Walmart México, y en la producción automotriz, nos permiten anticipar debilidad en la actividad económica de Enero.

Menos mal que junto a todas estas noticias negativas tuvimos una buena, la de la mejora en la calificación de México por parte de
Moody´s, lo que va a presionar a S&P y a Ficht a mejorarnos la calificación tarde o temprano, lo que implica mucho más recursos de inversión financiera para México, y una reducción adicional en el costo del dinero en nuestro país.