Opinión

Nuevo modelo educativo

  
1
  

 

Educación SEP, Aurelio Nuño

Apenas pude revisar, y no tan a detalle como quisiera, el documento “Propuesta curricular para la educación obligatoria”, que entiendo sintetiza la idea de la SEP acerca de eso llamado nuevo modelo educativo. Me parece que hay cosas muy interesantes y positivas en el documento, pero también encuentro otras que me preocupan.

En el primer grupo, entre lo positivo, hay que empezar por la existencia misma del documento, que en menos de 400 páginas ordena toda una propuesta curricular acerca de la educación básica, y un marco general para la educación media superior, que es una ensalada de sistemas.

También merece reconocimiento el que se enfaticen las llamadas 'habilidades suaves', es decir, tanto características esperadas de los alumnos en lo relativo a las emociones, empatía, colaboración, etcétera, como las que los maestros deben mostrar en el proceso educativo, que no se limitan a transmitir conocimientos, sino que sobre todo deben enfatizar la construcción de la individualidad de sus alumnos. Esto, por cierto, muestra que la transformación del sistema educativo no es un asunto simple, ni depende de 'exámenes', sino de regresar a la idea de la educación como un proceso de cultivo, de construcción, ya decíamos.

Por ejemplo, se definen diez rasgos esperables de quien termina la educación básica: “se comunica con confianza y eficacia; desarrolla el pensamiento crítico y resuelve problemas con creatividad; tiene iniciativa y favorece la colaboración”, etcétara. No menosprecio los siete que siguen, pero estos tres me parecen indispensables. Y hoy muy lejanos de los alumnos que terminan secundaria.

En lo relativo a los maestros, los principios que se proponen son: “enfocarse en el proceso de aprendizaje; tener en cuenta los conocimientos propios del alumno; ...dar un fuerte peso a la motivación intrínseca del estudiante; favorecer la cultura del aprendizaje”. Nuevamente, no menosprecio lo demás, pero con estos cuatro que se lograran, estaríamos en otro nivel.

Finalmente, el reconocimiento de la SEP del desastre que es la educación media superior es, en sí mismo, un gran paso. Tengo la fortuna de escribir libros de texto para ese nivel educativo desde hace ya muchos años, y le puedo garantizar que es un suplicio intentar compensar los graves fallos de los programas. Viendo lo que se enseña en ese nivel, no deberíamos sorprendernos de la dificultad que tenemos en transformar este país.

Y al respecto, ahí es donde encuentro un problema con la propuesta curricular. Se le da un peso demasiado grande a todo lo que tenga el apellido 'social' y se menosprecia la ciencia y la tecnología (ya el Dr. Xavier Tello lo ha mencionado).

Tal vez ocurre que quienes se dedican a estudiar el tema educativo vienen de una trayectoria en las ciencias sociales, y en esa área prácticamente se desconoce lo que ocurre en la ciencia, y de la tecnología apenas se entiende cómo encender la computadora o el iPad. La propuesta curricular en matemáticas es derrotista, y repite el grave error de enseñar demasiado poco y demasiado lento. Desperdiciar esos años en que los niños pueden aprender de verdad es un grave error. En ciencias es peor: una embarrada de biología, física y química (una por año), con más de una tercera parte del curso dedicado a los aspectos sociales de una ciencia que no entienden. Terrible.

Quisiera insistir en el grave problema que implica que los científicos sociales sean prácticamente analfabetos en las 'ciencias naturales'. Antes, lo eran porque la 'cultura' se asociaba con el arte, las lenguas, la literatura, y no con la ciencia. Ahora, porque lo 'social' se los come. Ojalá abrieran sus mentes un poco más.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Como todos
Nicaragua
Mejorar la educación