Opinión

¿Nuevo impulso a las Udi?

 
1
 

 

[Las Udis nacieron a raíz de la crisis de 1995, señalan. / Bloomberg] 

Antes de la reciente volatilidad, el Banco de México había logrado bajar las tasas de interés, el proceso inflacionario aminoró y hubo una relativa estabilidad del tipo de cambio. En ese escenario, el uso de las Udi se limitó de forma significativa porque el sistema quería simplificar las operaciones y el concepto le metía ruido a la percepción de los usuarios de crédito y de inversión. Ahora las circunstancias son diferentes y está la mesa puesta para que vuelvan a surgir como complemento de la oferta financiera.

Las denominadas Unidades de Inversión (Udi) aparecen después de la crisis iniciada a finales de 1994, cuando sobrevino una elevación considerable de las tasas de interés, lo cual provocó los problemas de deuda más severos que había tenido el país.

Empresas y personas tenían una buena perspectiva de la economía mexicana y se habían tomado préstamos a tasas variables, porque la tendencia era precisamente a una reducción paulatina del costo de financiamiento. Sin embargo, con la inestabilidad repentina a raíz del 'error de diciembre', muchos ya no pudieron cumplir con sus compromisos de deuda.

Parte de la solución se dio a través de las Udi, pues permitieron que se renegociaran créditos y abrir nuevas contrataciones con ese parámetro, construyendo una tasa 'semifija'. Es decir, se establece un porcentaje que no cambiaba en toda la vida del préstamo, pero al estar en Udi el monto avanza conforme lo hace la inflación.

Recordemos que las Udi se calculan con la inflación de la quincena previa.

Por tanto, son igual al Índice Nacional de Precios al Consumidor, con un rezago de 15 días. Sus valores se publican en el Diario Oficial de la Federación y pueden ser consultados en una infinidad de páginas, como por ejemplo la del Banco de México.

El resultado de la inestabilidad actual, en donde la inflación amenaza por desbordarse y las tasas de interés tienden a aumentar, será un disuasivo importante para tomar decisiones financieras.

Este entorno es favorable para que las Udi vuelvan a ser un instrumento valioso con el fin de facilitar el endeudamiento o invertir sin el miedo de elegir una opción de alto riesgo.

Así que pronto podríamos ver de nuevo los anuncios de oferta de créditos hipotecarios, autos o empresariales fijados en esta denominación. por eso es conveniente entender bien su funcionamiento y saber cuál es la manera en que operan.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo hacer lo que debo hacer?
¿Hay espacio para el optimismo?
¿Hay buenas inversiones para 2017?