Opinión

Nuevo capítulo en la relación sino-latinoamericana y la cooperación en Asia-Pacífico

Embajador chino Qiu Xiaoqi

Entre los días 17 y 23 de noviembre, el presidente de China Xi Jinping realizó sendas visitas de Estado a Ecuador, Perú y Chile, y asistió a la XXIV Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), efectuada en Lima.

La gira del Presidente Xi por América Latina (AL) fue la tercera en sus tres años de mandato después de que la hiciera en 2013 y 2014, respectivamente, lo cual evidencia la suma importancia que presta China al desarrollo de sus vínculos con AL.

Como indicó Xi en su discurso pronunciado ante el Congreso de Perú, China y AL, deberán enarbolar la bandera de la paz, desarrollo y cooperación, promover la articulación de sus respectivas estrategias de desarrollo, promover la aceleración de la cooperación y lograr que la cooperación beneficie a ambas partes, con miras a construir una comunidad de destino China-AL e impulsar su Asociación de Cooperación Integral a un nivel más alto.

La visita a Ecuador fue la primera que realizó un jefe de Estado chino a este país sudamericano durante sus 36 años de relaciones diplomáticas. Cabe recordar que luego de que un terremoto de 7.8 grados sacudiera en abril pasado a Ecuador, China ofreció inmediatamente ayudas, lo que conmovió al pueblo ecuatoriano.

Durante la visita, los dos presidentes acordaron establecer la Asociación Estratégica Integral China-Ecuador y asistieron conjuntamente a la develación de la placa del Servicio Integrado de Seguridad Ecu 911, construido con donaciones chinas.

Además, ambos países firmaron varios convenios de cooperación en áreas como la capacidad productiva, la inversión y la construcción de parques industriales.

Perú es el “vecino” de China en la otra orilla del Pacífico. La amistad entre los dos pueblos se remonta a tiempos antiguos cuando empezaron a establecer contactos transoceánicos más de 400 años atrás. Xi y su homólogo peruano Pedro Pablo Kuczynski intercambiaron visitas en dos meses, un fiel reflejo de la gran amistad que borra la larga distancia que separa a los dos países.

Durante la visita, los dos jefes de Estado decidieron impulsar un mayor desarrollo de su Asociación Estratégica Integral, profundizar la articulación bilateral en distintos ámbitos, promover la actualización de su Tratado de Libre Comercio (TLC) e impulsar constantemente el proceso del Área de Libre Comercio Asia-Pacífico (FTAAP, por sus siglas en inglés). Asimismo, ambas partes suscribieron una serie de acuerdos, incluido un plan de acción conjunta para el periódo 2016-2021.

Chile ostenta varios títulos de “primero” en su relación con China. Fue el primer país sudamericano en establecer relaciones diplomáticas con la Nueva China y el primer país latinoamericano en firmar el acuerdo bilateral sobre la incorporación de China a la Organización Mundial del Comercio, en reconocer el estatus de China como una plena economía de mercado y en rubricar un TLC con China.

Durante la visita, los dos presidentes acordaron elevar la relación binacional al nivel de Asociación Estratégica Integral, iniciar lo más pronto posible negociaciones sobre la actualización del TLC, fortalecer el diálogo y la cooperación entre China y la Alianza del Pacífico y trabajar juntos para impulsar la creación del FTAAP. Ambas partes también firmaron convenios de cooperación en áreas como la economía, el comercio, la agricultura y la cuarentena.

Las tres actividades importantes que tuvo el Presidente Xi durante esta gira han mostrado plenamente el deseo de China de promover el desarrollo de la región Asia-Pacífico y profundizar la cooperación sino-latinoameircana.

La Cumbre de Lima fue otra reunión transcendental despúes de la Cumbre del APEC en Beijing en 2014 y la Cumbre del G20 en Hangzhou en septiembre pasado. Las economías miembros del APEC discutieron a fondo la integración económica en Asia-Pacífico, dando señales positivas de construir una economía regional abierta y oponerse al proteccionismo, y acordaron por unanimidad seguir llevando adelante el proceso del FTAAP.

El día 20, Xi asistió a la Cumbre del APEC y planteó cuatro propuestas orientadas a liderar el proceso de globalización económica, elevar el nivel de apertura de las economías en Asia-Pacífico, romper el cuello de botella de la interconectividad regional y forjar una nueva estructura de la reforma y la innovación, trazando un futuro prometedor para el desarrollo de la región Asia-Pacífico.

El día 21, Xi participó en la clausura del Año de Intercambio Cultural China-AL, realizada en Lima, dando punto final a las actividades del mega evento de un año de duración.

El día 22, el mandatario chino asistió a la ceremonia de apertura de la Primera Cumbre de Líderes Mediáticos China-AL, celebrada en Santiago y formuló tres propuestas consistentes en trabajar juntos para aumentar la influencia de los medios informativos de ambas partes, mantener firme su confianza y aprenderse mutuamente.

“Amigos del alma hacen que la distancia desaparezca”. A pesar de que China y AL se encuentren en los dos hemisferios diferentes, siempre han estado juntos en los buenos y malos momentos y están unidas por un destino común.

La exitosa y fructífera visita del Presidente Xi Jinping contribuirá, sin ninguna duda, a consolidar la tradicional amistad entre China y AL y a potenciar la cooperación integral en Asia-Pacífico, abriendo un nuevo capítulo tanto en la relación sino-latinoamericana como en la cooperación regional.