Opinión

Nueva información

   
1
  

         

iNEGI. (Eje Central)

Inegi ha publicado un conjunto de información muy interesante. Se trata de las series de Cuentas Nacionales, desde 1993 hasta 2015. Lo importante es que es información compatible, que no teníamos, mediante un método que ellos llaman 'retropolar', que es extender hacia el pasado la información, con base en ciertos factores que puede uno utilizar como referencia.

De toda esa información, permítame tomar como primera aproximación las remuneraciones medias de los trabajadores. Muchas personas suelen usar el salario mínimo como si fuese ejemplo de lo que ganan los mexicanos, pero eso no tiene sentido. Son muy pocos los trabajadores formales que ganan eso. De acuerdo con la información mencionada, el ingreso promedio de los mexicanos, en 2015, era de 124 mil pesos anuales, es decir, más o menos 10 mil pesos al mes. Como siempre, hay muchos que ganan menos de eso y otros que superan la cifra. Es el promedio. En términos de dólares, podemos seguir el proceso desde 1993, y es interesante notar que pasamos de cuatro mil a nueve mil dólares en ese periodo. Es decir: los mexicanos más que duplicaron su ingreso, medido en dólares, en los últimos veinte años. Si quiere comparar con lo que ganan en Estados Unidos, es necesario multiplicar por dos el ingreso de los mexicanos, por la diferencia en poder adquisitivo en ambos países. En suma: en 2015 un mexicano promedio obtenía el equivalente a un estadounidense con ingreso de 18 mil dólares al año. Ojo, ese es casi un nivel de pobreza en el país vecino.

De acuerdo a la actividad económica, el ingreso es muy diferente. Los más ricos en México son quienes trabajan en los corporativos (seis veces el promedio nacional), quienes trabajan en el sistema financiero o telecomunicaciones (cuatro veces), y quienes están en electricidad y minería (tres veces). Note que estos dos últimos grupos son precisamente a quienes se dirigieron las reformas estructurales, porque se trata de empresas en mercados concentrados: los trabajadores de ellas ganan más que el promedio, pero porque capturan renta de los demás.

Hay un segundo grupo interesante: educación, salud y gobierno, que a inicios de los noventa ganaban 50 por ciento más que el promedio nacional, pero ahora están arriba por 150 por ciento. Se trata de las actividades que tienen la 'enfermedad de los costos' que en otras ocasiones hemos comentado. No es que mejoren su productividad, sino que al estancarse frente a las demás, se quedan con más recursos.

El tercer grupo es el de las actividades que están en la medianía: servicios profesionales (1.7 veces el promedio nacional), servicios culturales y deportivos (1.5 veces), transportes (1.3 veces), manufacturas (un poco arriba del promedio). Entre 0.7 y 0.9 veces el promedio tenemos al comercio, la construcción y los servicios inmobiliarios. Estos últimos superaban a todo este grupo a inicios de los noventa y hoy apenas alcanzan a superar al comercio.

En el último lugar hay cuatro actividades. Servicios de apoyo a negocios, que hoy alcanza el promedio nacional (y debería estar en el grupo anterior), pero no lo hacía en los noventa. El turismo, que ha bajado de 70 a menos de 60 por ciento del ingreso promedio. El resto de los servicios, que no llega ni a 40 por ciento. Y el sector primario, que apenas alcanza 11 por ciento del ingreso promedio nacional.

Específicamente la agricultura tiene una remuneración promedio de 8.0 por ciento de la nacional, una duodécima parte. Un campesino gana cada año lo que un trabajador de manufacturas gana en un mes, que es lo que alguien que está en finanzas o telecom se lleva en una semana. Algunos datos que pueden servir para ir pensando qué hacemos para reducir las diferencias en el país.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Lo tuyo es mental
Petróleo, renovación
Avanza el crédito