Opinión

Respuesta 'normal' de López Obrador

    
1
   

   

ME Monreal y AMLO. (Cuartoscuro)

Para Ricardo Monreal la respuesta de Andrés Manuel López Obrador sobre su salida de Morena es 'normal'. Finalmente tiene muchos años de conocerlo y fueron muy cercanos, a pesar de que en los últimos tiempos se fueron separando.

El delegado en Cuauhtémoc puede hacer un boquete electoral importante en los votos para Morena en la Ciudad de México, aunque en los últimos tiempos sólo se oye hablar de adhesiones al partido de López Obrador.

Y la ruptura de Monreal muestra el lado más autoritario del dirigente de Morena, quien señaló que “si se va con los partidos corruptos, pues que lo piense muy bien, son momentos de definición, no hay término medio: es con el cambio o con el régimen de corrupción, nada más”.

Y señaló: “Si se trata de luchar por cargos, yo ya sería presidente”, frase bastante absurda porque él lleva casi 18 años intentándolo, y si no lo ha sido es porque hasta ahora no ha ganado la elección, no porque él no vaya por un cargo.

Y si es cierto que no se trata de luchar por cargos, ¿por qué no muestra su lado demócrata y se elige a otro candidato presidencial de Morena para 2018?

Pero volviendo al tema de la candidatura de la Ciudad de México, como lo señala Monreal Ávila, la respuesta de López Obrador es 'normal' y nunca se retractará de alguna decisión tomada.

El delegado en la Cuauhtémoc asegura que seis partidos políticos lo han buscado para platicar sobre su aspiración a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, pero señala que esperará entre dos y tres semanas para tomar su decisión, porque se tiene que tomar con “seriedad y firmeza” y no puede dejarse al azar.

Y como dice el dicho: 'Para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo', y en las distintas fuerzas políticas están conscientes de que Monreal sería un fuerte contrincante de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México, y que podría hacerle un boquete a los votos de López Obrador a nivel nacional.

Todo depende de cómo logre amarrar su candidatura y cuántos partidos lo apoyen, porque es muy posible que el Frente lo desdeñe y pague un alto costo por esta decisión.

UN INCONDICIONAL
Después del V Informe vendrán los cambios en el gabinete de Miguel Ángel Mancera, y con ello se definirá quién ocupará de forma interina la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

La salida de Mancera se prevé para principios de octubre, por lo que la tensión en el gabinete es extrema; además, se espera que si el jefe de Gobierno es muy criticado por su Informe se aceleren los cambios y, con ello, quien quede en la Secretaría de Gobierno tendrá el pase directo al interinato.

Los nombres que se manejan son los mismos: Patricia Mercado, actual secretaria de Gobierno, aunque no muy cercana a Miguel Ángel Mancera.

José Ramón Amieva, quien tiene más posibilidades por su cercanía con el jefe de Gobierno, además de ser secretario de Desarrollo Social; y Manuel Granados, consejero jurídico y sin duda el más incondicional de Miguel Ángel Mancera.

Obviamente esta decisión la tomará el jefe de Gobierno, por lo que las patadas están con todo en el gabinete, en donde la tensión cada vez es mayor.

A pesar de que Amieva se ha mantenido en todo momento como el posible interino, ante la dificultad de que Mancera sea el candidato del Frente Ciudadano por México, es posible que se defina por el más incondicional, para poder regresar al cargo, mientras se elige al Fiscal General, cargo al que podría aspirar.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Habrá más tránsfugas
¿Los itamitas, juntos?
México era muy diferente en 2013