Opinión

Nokia revive


 
Ayer vendí 230 acciones de Nokia a un precio de 7.89 dólares cada una. Mi ganancia fue 83 por ciento respecto del precio al que compré; o sea, proporcionalmente jugosa. Lástima que no invertí más.
 
Nokia va para arriba, se ve. No es un patrón sencillo de ascenso —luego de la estrepitosa caída en ventas de 2012—; pero hay algunos elementos que permiten pensar que esta podría ser una de las primeras historias tecnológicas en las que la empresa no fenece, sino que se renueva y renace. Esto no será la misma historia de Palm. No.
 
Luego de la compra que hizo Microsoft de la unidad de telefonía móvil de Nokia, hace dos meses, estas son las semanas de la integración de los 32 mil empleados hacia la empresa de Seattle. Nokia ha casi triplicado su valor en los últimos 12 meses, y parte de la razón es que sus teléfonos inteligentes Lumia 520 y 521 sí se están vendiendo. Telcel, por ejemplo, se encuentra promocionando activamente el Lumia 625 y el 925. Iusacell tiene tres modelos en tres rangos de precio. Todos juegan en la misma cancha de los iPhone, HTC, Galaxy, Mororola…
 
 
Nokia tiene tres ventajas en este momento. La primera es que Microsoft, su dueña, está desplegando una estrategia amplia para consolidarse como tercer ecosistema en telefonía móvil, y lo está vinculando a su plataforma Windows 8 en computadoras. Cada vez son más de lo mismo, y se vuelve indiferenciada la plataforma de trabajo. La segunda es el renovado liderazgo de la firma estadounidense, que necesariamente verá un nuevo CEO probablemente en la persona de Stephen Elop, Tony Bates, o Allan Mulally, entre otros pocos. La tercera es que el sistema de Apple ha perdido terreno dramáticamente en los últimos meses.
 
 
Nokia crece. Crece en el Reino Unido, en Australia, en Alemania, en Italia, en España. Y una vez que desaparezca la marca “Nokia” de los aparatos Lumia, a principios del próximo año, habremos de ver una mercadotecnia robusta que dará una batalla nunca antes vista por parte de Microsoft.
 
 
Que nadie se diga sorprendido si no se cumple su previsión de ver desaparecer a Nokia. La empresa inundará el mercado de smartphones baratos velozmente el siguiente año, algo en lo que puede ganar fácilmente la carrera a Apple.
 
Twitter: @SOYCarlosMota