Opinión

No necesitas un inversionista, necesariamente

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.

Pregunta. Como aspirante a emprendedor, quisiera pedirle consejo sobre cómo atraer a potenciales inversionistas si uno es joven. Estoy teniendo problemas para conseguir financiamiento para mi plan de negocios sólo porque tengo 23 años de edad y carezco de activos líquidos.

Tengo gran experiencia y recomendaciones; lo que no tengo es una carrera larga. Empecé a trabajar de medio tiempo como encargado del equipaje para una pequeña aerolínea hace tres años mientras estaba en la universidad. Para cuando cumplí los 22 años, estaba trabajando en un puesto administrativo en United, una de las aerolíneas más grandes del mundo.

A menudo cuento a los inversionistas esta historia para demostrar que tengo lo que se necesita para tener éxito, pero soy rechazado constantemente. ¿Qué estrategias alternativas me sugeriría para conseguir financiamiento?

Eric Brewer.

La creencia de que necesitas una inversión considerable cuando lances tu negocio es un mito

Respuesta: Eric, primero, déjame felicitarte por trabajar para alcanzar un puesto administrativo en United Airlines en sólo dos años. Esto realmente demuestra que eres decidido; y, como estás descubriendo, si hay una cualidad que necesitan los jóvenes emprendedores, es determinación.

Como probablemente sabes, yo empecé la revista Student a los 16 años de edad, así que sé de primera mano lo frustrante que puede ser que los potenciales inversionistas te rechacen una y otra vez simplemente porque careces de experiencia. Pero como emprendedor, siempre vas a encontrar personas que piensen que saben mejor que tú cómo debería funcionar tu negocio y, a veces, tendrán razón; pero no siempre será así.

La única manera de ganarte a los inversionistas escépticos es dejar de intentar convencerlos de que tienes lo que se necesita, y simplemente seguir adelante e iniciar tu negocio. Sólo entonces podrás probar que tu idea realmente funciona.

Permíteme explicarme: la creencia de que necesitas una inversión considerable cuando lances tu negocio es un mito. El hecho es que sólo un diminuto porcentaje de las empresas se financian de esta manera.

Hace años, inicié Student con sólo 300 libras esterlinas, las cuales mi mamá consiguió después de vender un collar que se había encontrado en la calle. Usé el dinero para entrevistarme con personas influyentes y conseguir que sus empresas compraran anuncios en la revista.

Pero, actualmente, el juego ha cambiado por completo. El financiamiento colectivo y las redes sociales han hecho que lanzar un negocio sea una tarea mucho más fácil para los nuevos emprendedores.

Si tienes una idea genial, puedes descubrir rápidamente si la gente la apoyará: simplemente publica tu plan de negocios en línea, y recibirás retroalimentación casi instantánea; ya sea de personas a las que les encante tu idea y quieran tu producto o no. Una recepción positiva puede probar a los potenciales inversionistas que hay suficiente demanda y un mercado sólido para tu producto o servicio. Lo más importante es que una buena respuesta en línea puede darte acceso a un financiamiento colectivo que no esté supeditado a que tu negocio sea totalmente operacional.

En el Reino Unido, otra forma de conseguir financiamiento semilla sin tener que depender totalmente de los inversionistas es solicitar un préstamo Startup Loan, que ofrece mejores tasas y condiciones que los préstamos bancarios tradicionales. Ofrecemos esos préstamos, que pueden ser de hasta 25 mil libras esterlinas, a través de Virgin StartUp.

Desde su lanzamiento hace 18 meses, Virgin StartUp ha financiado más de 700 empresas.

Además, Eric, aunque tú quizá creas que obtener la aprobación, prestigio y efectivo de un inversionista es vital para tu negocio, en tu etapa del juego un inversionista de hecho pudiera obstaculizar tus esfuerzos. Tener la flexibilidad para cambiar y crecer es vital para las empresas emergentes, especialmente si eres nuevo en los negocios.

Ten en mente que la mayoría de las personas se vuelven emprendedores porque quieren ser sus propios jefes. ¿Por qué buscar a alguien ante quien responder antes de que ese acuerdo sea benéfico?

Pregúntate: ¿Realmente estás dispuesto a ceder el control tan pronto? ¿No preferirías concentrarte en trabajar con clientes para crear el negocio de tus sueños, y luego buscar conseguir una inversión en una fecha posterior, después de que hayas probado el valor de tu idea?

Cuando me hacen preguntas como las tuyas, siempre pienso en el joven emprendedor que ganó la competencia Pitch to Rich de Virgin en 2014.

Carl Thomas fundó MiPic, una innovadora plataforma que da a artistas aficionados y profesionales un medio para monetizar sus imágenes permitiendo a los clientes ordenar impresiones y productos, como chancletas y cubiertas para teléfonos, que incluyeran sus fotos. Después de que Carl tuvo dificultades para encontrar a un gran inversionista, el premio de Pitch to Rich le ofreció una muy necesaria inyección de efectivo y un fuerte respaldo a su producto. Y conforme se desarrolló su negocio, Carl recurrió al financiamiento colectivo y un préstamo StartUp Loan en busca de fondos adicionales. Un año después, Carl ha conseguido el respaldo de un gran inversionista internacional.

El financiamiento semilla se llama así porque las cantidades de dinero involucradas podrían parecer más pequeñas de lo que es mejor para tu naciente empresa. Pero recuerda: esas semillas pueden crecer para convertirse en negocios cada vez más grandes. Así que no te dejes desalentar por los inversionistas que te rechazan. El juego ha cambiado: el secreto para liberar el éxito es tuyo, no de ellos.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Acelerando hacia la sustentabilidad
¿Demasiada comunicación está matando a la comunicación?
El momento para sacudir una industria aletargada