Opinión

No es falta de cariño

Por los recientes sucesos que han pasado en México, el gobierno de United ofreció ayudar al presidente Enrique Peña ayudar a combatir el aumento de la violencia y a los grupos criminales que operan en su territorio.

“Queremos ser un buen socio en ese proceso, reconociendo que en última instancia corresponde a ese país y a su sistema legal tomar las decisiones que deba asumir”, indicó.

¡Ahhh, suspiran, gracias, se agradece el apoyo!, pero no hay que olvidar que cuando el Tío Sam dice que quiere ayudar, algo saca en favor de él, no sabe dar algo por nada... (o sea, no da paso sin huarache)

Ternurita

En correspondencia, en la reunión en la Casa Blanca (original), el presidente de México ofreció su ayuda al mandatario gringou, Barack Obama, en los pasos a seguir en el cambio de relación de EE.UU. con Cuba.

Mjú. Después del glorioso ‘comes y te vas’ (metidota de bota del ex presidente Fox), los hermanos cubanos han de haber dicho: ‘¿para qué queremos a Bush, si con Fox tenemos?..’, y como que a estas alturas no estamos para ser un mediador muy eficiente…

Nuestros bonos no están muy altos, en honor a la verdad…

¿Cómo quieren?

México no ha logrado desprenderse de la imagen de país violento e inseguro, a pesar de que en este sexenio se ha detenido a muchos de los criminales más peligrosos, reconocieron cónsules de México en gringolandia.

“No ha sido posible colocar en los primeros lugares de las relaciones, particularmente con EU y Europa, el tema de la educación, ciencia y tecnología e intercambio comercial, como se había propuesto desde la primera reunión hace dos años, debido justamente a la alta percepción de inseguridad que ha originado la violencia en el país.

Bueno, bueno, refutan, pues si ¡son cónsules, no reyes magos!, y la verdad no peca, pero incomoda, ¿no?

Sí aquí fuera así

El ex gobernador de Virginia Bob McDonnell, quien fuera considerado para ser compañero de fórmula electoral del candidato presidencial republicano Mitt Romney, fue sentenciado a dos años en una prisión federal, por recibir sobornos para promover un suplemento dietético.

El castigo ordenado por el juez fue muy inferior a los 10 años de prisión solicitados inicialmente por los fiscales, pero aun así mayor al castigo de servicio comunitario solicitado por el ex gober y cientos de sus partidarios.

Con voz fuerte pero afligida, McDonnell le dijo al juez antes de la sentencia que era un hombre "acongojado y humillado'', pero que era capaz de rendir cuentas…

Újule, acá tan fácil quedan exonerados Fidel Herrera, Montiel, Moreira, etc, etc, etc…

¡Sí claro!, pero…

Esta columna se suma al repudio mundial por el ataque el miércoles contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo.

Je suis Charlie! (Yo soy Charlie), gritamos también nosotros. Es una pena por la muerte de los doce inocentes.

Peeero que a la dulce Francia no se le olviden las miles de muertes que provocó en Indochina y Argel, y, ahora en aras de la libertad de expresión, se olvida también de lo que dijo su compatriota Jean Paul Sartre: “Mi libertad se termina donde empieza la libertad de los demás”, o bien, del precepto juarista: “entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz”…