Opinión

No a esta 3de3

 
1
 

 

Senado de la República en sesión. (Cuartoscuro)

Es digno de aplauso que agrupaciones civiles, preocupadas por la corrupción, hayan presentado una propuesta que denominaron 3de3.

Pero sería un acto de demagogia imperdonable que los senadores la aprobaran en los términos en que fue enviada.

Los que dicen que hay que convertir esa propuesta en ley tal y como fue enviada, lo hacen por oportunismo político o por ignorancia.

De acuerdo con la propuesta original, tendrían que hacer pública su declaración de bienes, declaración fiscal y declaración de conflicto de interés, todos los que son servidores públicos o candidatos a serlo, y sus parientes hasta en cuarto grado.

Y un sector del PAN, interesado en ganar reflectores, apunta que también esa declaración 3de3 la deben hacer pública todos los proveedores del sector público.

Se trata de una auténtica locura. Paralizaría al país.

Para que alguien llegue a ocupar un puesto público necesita presentar la declaración pública de bienes, de impuestos y de conflicto de interés de sus padres, hermanos, hijos, tíos, primos, nietos, abuelos, bisabuelos, sobrino-nietos y tíos-abuelos, o no toma posesión del cargo.

¿No es una locura?

También es una locura la corrupción, es cierto, pero no vamos a llegar a ninguna solución eficaz si se adopta el todo o nada como plantea un sector del PAN.

Y peor con el agregado de que los proveedores del gobierno también presenten la 3de3 y que sea pública. El que vende garrafones de agua o surte de papel a una escuela, por ejemplo, tendrá que publicar cuánto gana, cuánto tiene en el banco, cuáles son sus propiedades y dónde están.

Lo mismo tendrían que hacer las grandes empresas automotrices que le venden al gobierno, o las petroleras. ¿Quién va a dar a conocer públicamente los datos de todos sus funcionarios y hacerlos públicos, para poder invertir en México?

Aceptar tamaño acto de demagogia sería paralizar al país.

Claro, nadie se atreve a decirlo con todas sus letras por temor a que le digan corrupto o defensor de corruptos, pero en los hechos la 3de3, como está presentada, no funciona.

Ninguno de los senadores del PAN que impulsan la 3de3 ha presentado la suya.

Ya no digamos la de sus tíos, sus papás, primos, sobrinos, nietos o tío-abuelos.

Juan Carlos Romero Hicks, el panista más radical en favor de la 3de3, no ha presentado la suya. Ni Fernando Yunes Márquez ni Laura Rojas ni María del Pilar Ortega ni Marcela Torres Peimbert. Es pura demagogia y falta de interés en crear un buen sistema anticorrupción.

En Tamaulipas, ninguno de los nueve candidatos a gobernador ha presentado la 3de3, porque es un peligro hacerlo.

¿En qué cabeza cabe que en ese estado, por sólo citar uno, los candidatos a gobernador y a presidentes municipales van a hacer públicas sus cuentas bancarias, el monto, los bienes de sus hijos, primos, tíos, abuelos, hermanos, etcétera?

Ni siquiera hay candidatos a todas las alcaldías por temor al crimen organizado, y quieren que ellos y sus parientes hagan públicos todos sus bienes.


¡Ah!, y además el que le arregla el refrigerador o el sistema eléctrico o los baños al ayuntamiento también deben hacer público todo lo anterior.

La idea es buena, un sistema nacional anticorrupción con capacidad de fiscalización y con dientes. Pero así como está, no.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Dejaron crecer a AMLO y ahora...
Qué horror de candidatos
Se acabó el chantaje, viene la batalla