Opinión

Navidad a meses sin intereses, ¿conviene?
Los pros y contras

 
1
 

 

Que tu estado de cuenta no se convierta en una historia de terror. Aprende a calcular los intereses de tu tarjeta de crédito. (Shutterstock)

El pago a meses sin intereses se ha convertido en el rey de las promociones y hay una razón para ello.

Según Richard Thaler, premio nobel de Economía, las personas prefieren diferir sus cuentas a obtener un descuento, aún cuando este último sea alto. Hagamos un análisis al respecto.

De entrada, el efecto psicológico facilita la transacción, pues al dividir el monto entre el número de meses, se percibe como menos gravoso.

Mentalmente se queda un precio bajo. Por ejemplo, al comprar una televisión de 16 mil 200 pesos a 18 meses, el cerebro registra 900 y uno dice… “si puedo pagarlo”.

Vamos a suponer por un momento que la pantalla como quiera se iba a adquirir, independientemente de la promoción, entonces tendríamos que verlo desde dos ópticas.

1.- Si la pensabas comprar de contado, podrías depositar esa cantidad en el banco que a las tasas de interés máximas del sistema financiero (8.0 por ciento) implicaría que el beneficio, en el mejor de los casos, fuera de sólo 5.5 por ciento.

2.- En cambio, si tenías planeado utilizar una tarjeta de crédito y considerando los niveles promedio actuales, habría un ahorro por no pagar intereses de alrededor de 23.8 por ciento.

Es obvio que si la mencionada 'oferta' es ficticia, es decir, elevaron el precio para luego poner el bien a meses sin intereses, el beneficio podría ser nulo. Por eso es importante verificar primero.

El problema radica en que pocas personas elaboran presupuestos y dejan de contabilizar el pago fijo al cual se están comprometiendo y si esto lo multiplicamos por todas las compras navideñas llega a ser abrumador.

Con el plástico a la mano y difiriendo los pagos, es fácil hacer adquisiciones para uno mismo, más los regalos, las necesidades de casa, etcétera.

De esta manera, los 900 pesos mensuales que poníamos de ejemplo en un principio, se podrían transformar en tres mil 600 pesos o más. Esto desnivela el flujo, provoca un menor ahorro o te inclina a cubrir el déficit con crédito al consumo, a tasas muy altas. Y como se dice: “salió peor el remedio que la enfermedad”.

En conclusión, si lo ibas a liquidar de contado, los meses sin intereses son un descuento mínimo y mejor valdría la pena buscar la opción más barata.

Si lo pensabas sacar a crédito, representa un ahorro significativo, pero ten cuidado con tu disposición de efectivo.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Sabes qué hacer con tu aguinaldo? Descúbrelo aquí
La inclusión financiera es insuficiente para mejorar las finanzas personales
Millennial, podrías vivir hasta los 90. ¿Estarías preparado?