Opinión

Nada detiene a Nissan


 
 
Todo listo en Cuernavaca para que inicie la producción del auto que se convertirá en el nuevo icono de los taxis del mundo: el de la ciudad de Nueva York. Fabricado por Nissan, como se sabe, estos taxis circularán en las calles de Manhattan en el último trimestre de este año.
 
Al alimón de esta producción clave para la industria automotriz mexicana ocurre un proceso vital en Aguascalientes, en la planta existente de Nissan en esa entidad: 3,000 obreros están siendo capacitados para su incorporación a lo que será la primera etapa de la nueva planta Aguascalientes 2, que operará antes de que termine el año.
 
Cinco de sus edificios han terminado de construirse.
 
Paralelo a estos procesos, Nissan está muy activa en el nivel calle, y lanza productos innovadores que prometen irrumpir en un mercado automotriz global sumamente complejo. Un ejemplo de ello fue el lanzamiento de su auto Note, que será exportado desde Aguascalientes a Estados Unidos, Chile, Perú, Colombia y otros mercados.
 
La velocidad que imprime la filial mexicana de esta empresa japonesa es tal, que parecería que el mismísimo Carlos Ghosn está al mando de cuanto ocurre aquí. Recuérdese que esta firma ostenta un poderoso 25% de participación de mercado, que crece en unidades a un ritmo de 7.7%, y que al día de hoy ha vendido más de 130,000 vehículos en lo que va del año.
 
 
Nissan mexicana es una poderosa máquina que nadie puede detener y, con los datos que arroja, debiera convertirse en la empresa sobre la que se estuvieran documentando la mayor cantidad de procesos de impacto externo. No quiero pensar, por ejemplo, que la Secretaría de Economía no lo esté haciendo, o que el gobierno de Carlos Lozano sea omiso al respecto (aunque si uno busca la palabra 'Nissan' en el portal del gobierno estatal, aparecen unos resultados muy curiosos).
 
 
Esta semana Nissan relanzó globalmente la marca Datsun en la India (inicialmente), dando como significado a la letra 'D' la palabra Dream; a la 'A', la palabra Access, y a la 'T', la palabra Trust. Datsun es la pieza que faltaba en el ajedrez de Ghosn para apuntalar (aún más) los 109,000 millones de dólares que venderá la corporación de Yokohama este año.
 
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota