Opinión

Nace segundo líder global

 
1
 

 

(Alejandro Meléndez)

Las fusiones y adquisiciones no son un tema nuevo, pero sí recurrente en distintas etapas de los ciclos inmobiliarios en el mundo. Por tanto, el acuerdo de fusión que DTZ y Cushman & Wakefield (C&W) anunciaron hace unas horas, revolucionará el mundo de los servicios inmobiliarios en el mundo, pero también la actividad en México y América Latina.

La nueva compañía que mantendrá la marca C&W será la número 2 en el mundo, apenas detrás de CBRE que aquí en México lidera Lyman Daniels, quien hasta 2013 facturaba 7.18 mil millones de dólares. El nuevo gigante con ingresos conjuntos de 5.5 mil millones de dólares, tendrá 43 mil empleados y gestionará más de 4 millones de pies cuadrados de una cartera de clientes institucionales, corporativos y privados.

A decir de DTZ, que en América Latina hoy representa Guillermo Sepúlveda la compra de C&W, integra una oferta de servicio ampliado que dará una combinación única de profundidad y presencia local de mercado con una escala significativa en los servicios básicos.

Con esta adquisición, en aproximadamente año y medio, TPG y sus socios, que anteriormente adquirieron DTZ habrán invertido casi $4 mil millones de USD y reconformado la industria al crear un competidor real a nivel mundial para CBRE y JLL que habían gozado de un duopolio en el outsourcing de contratos de servicios de bienes raíces por las grandes multinacionales.

Con más de 30 años de experiencia en la industria, Brett White, quien asumirá el cargo de presidente y consejero delegado de la empresa combinada, cree que la unión integra habilidades complementarias y geográficas, es decir experiencia local y profundidad.

En el caso particular de México, una vez que se concrete la operación misma que se estima a fines de año, se habrá conformado localmente un equipo de alta dirección formidable en la nueva C&W.

Pese a la relevancia de la operación, sabemos que no se vislumbran grandes cambios en la estructura organizacional existente al tener muy pocas duplicidades entre ambos equipos.

Para México, la operación aporta una escala de forma inmediata a DTZ localmente, pero también en otros países como Brasil, Chile, Colombia, Panamá y Costa Rica en donde hasta ahora DTZ llevaba a cabo operaciones a través de terceros al no contar con presencia.

Como ya lo hemos comentado previamente, Guillermo Sepulveda, es Presidente para México y América Latina y miembro del Comité Ejecutivo de las Américas. Fue director general de CBRE para México y vicepresidente de JLL donde fue contratado hace poco más de 15 años precisamente por Tod Lickerman, ahora Presidente Global de DTZ.

El movimiento también incluye a otro legendario ejecutivo de la industria: Víctor Lachica, actual presidente y director general de CW para México y Centroamérica, quien ha dirigido la misma desde poco más de 2 décadas cuando Fondo Opción, liderado en ese tiempo por el desaparecido Antonio Gutiérrez-Cortina, trajo a México una de las 2 firmas globales. A ese nivel hay que recordar lo que Sare hizo cuando integró una asociación estratégica con la entonces CB Commercial, con sede en Los Angeles California.

Con la nueva estructura en la naciente C&W, que presidirá globalmente Todd Lickerman, actual CEO Global de DTZ, Joe Stettinius, quien la semana pasada visitó la ciudad de México y antes fungiera como presidente de Cassidy Turley, permanecerá como CEO de la región Americas.

Es importante recordar que en diciembre del año pasado Cassidy Turley fue adquirida por TPG a través de DTZ, a través de una transacción valuada en $600 millones de dólares para darle una mayor presencia en los Estados Unidos.

Aunque no había confirmación de la última compra, era un tema comentado en el negocio inmobiliario de Estados Unidos y México, La sorpresa fue que no se esperaba una acción tan rápida de parte de DTZ dado que apenas la empresa se encontraba en el proceso de fusionar las operaciones de ambas.

Sin embargo, a decir de muchos última adquisición de C&W refleja la agresividad y experiencia de Brett White en consolidar la industria, quien fuera CEO y Presidente de CBRE y en gran parte responsable de llevarla a ser la más grande del mundo años atrás con las adquisiciones de Insignia, Trammel Crow y el negocio de administración de fondos de ING. Lo mismo podría decirse de TPG, el fondo que en junio del año pasado comprara DTZ a la empresa australiana de ingenieria UGL por $1,200 millones de dólares.

Por todas estas razones, indudablemente el mundo de los servicios inmobiliarios se encuentra en un gran momento, y lo que se vive en estos días en el mercado mexicano favorece la atención de estos nuevos gigantes que lideran la industria globalmente.

También te puede interesar

Vivienda en la mira

FIBRAS a debate

Días de Real Estate