Opinión

Nace el 'naranjismo'
en el PRD

1
   

    

guadalupe acosta naranjo

Los Chuchos están heridos. Guadalupe Acosta Naranjo remató la faena con una estocada certera que dobló a Jesús Zambrano cuando al final de la corrida éste intentó cornearlo metiéndose por un lado del capote en la disputa por la coordinación al ceder sus votos a favor de Hortensia Aragón de Foro Nuevo Sol.

Las orejas y rabo, la noche del martes en Palacio Legislativo de San Lázaro, sin embargo, fueron para un torero que no pintaba en los carteles, si se quiere ver así, pero que sorprendió en el momento preciso: Francisco Martínez Neri se hizo de la coordinación del grupo del PRD.

Las manos que lo empujaron al ruedo fueron las de tres gobernadores: Gabino Cué, Miguel Ángel Mancera y Rafael Moreno Valle, de Oaxaca, ciudad de México y Puebla, respectivamente. Otro ligero, pero clave impulso lo dio René Bejarano y su grupo IDN que seguramente dejó el sabor de la venganza en la boca de éste.

He puesto los argumentos aquí, de cómo Moreno Valle a pesar de ser personaje fuerte y distinguido del PAN penetró su poder en las entrañas del partido del sol cuando Los Chuchos entreabrieron las puertas a él.

Acosta Naranjo, hasta hace unas semanas uno de los cuatro hombres fuertes de ese grupo, conformado, además de Acosta, por Jesús Ortega, Zambrano y Carlos Navarrete –quien vive días agonizantes en la jefatura nacional– declinó ir en fórmula con Martínez Neri, un oaxaqueño de 1.60 metros aproximadamente y cabellera abundante.

Prefirió su propia corrida y no le fue mal. Apenas quedó seis votos detrás del ahora coordinador al cuajar un bloque de 20 aliados frente a los 26 de Martínez Neri y 15 de Hortensia y Zambrano.

La corrida de Guadalupe termina con el nacimiento del naranjismo y deja herido al toro bronco en que se había convertido el chuchismo con Zambrano en la nueva Legislatura. Además complica la salud a los banderillazos ya de por sí recibidos en que se convirtió el freno, por mayoría interna, a Fernando Belaunzarán y a la joven Beatriz Mujica promovida para el relevo de Navarrete en la presidencia.

En la torre azul
Ricardo Anaya
, nuevo presidente del PAN, llegó a la torre azul de los senadores del PAN procedente de Xicoténcatl cerca de la una de la tarde.

Después entró Roberto Gil, quien suena para presidente del Senado, luego Jorge Luis Preciado, quien busca recuperar lo que fue suyo: la coordinación desde donde pretende presionar la invalidación de la gubernatura de Colima que perdió por 503 votos.

Casi una hora después Héctor Larios, a quien según su equipo Anaya prometió que si conducía como árbitro, sin filias ni fobias el proceso interno de sucesión de Madero, la coordinación que ocupa Fernando Herrera sería para él.

–Le dije que hay que cuidar la unidad, que yo puedo jalar con él– me dijo Preciado al salir y mientras se subía a una moto parada sobre Reforma.

–Nada se apalabró. No hay decisión aún– según Gil antes de meterse a su Jeep. Es cuestión de horas para conocer a los mandamases del PAN en el Senado.

10 SEGUNDOS… Al WhatsApp cayeron anoche no uno ni tres mensajes de priistas del Estado de México. No fueron magnánimos en la derrota de David Sánchez, capturado y a unos minutos de recibir o no formal prisión por desvío de 60 millones de pesos. Fue alcalde en Naucalpan y ganó la diputación federal, pero lo acusan de traición por apoyar al PAN.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Los frentes abiertos de 'El chico maravilla'
Villalobos contra Anaya en el PAN; y el silencio de Madero
Lopezobradoristas abrazados al PRD