Opinión

Nace club para compra
de gasolinas extranjeras

 
1
 

 

gasolina

Los principales grupos empresariales propietarios de gasolineras mexicanas ubicados en la zona centro del país están muy cerca de concretar una alianza que genere una compañía conjunta para adquirir gasolinas extranjeras como lo permite la reforma energética. El asunto será una realidad muy posiblemente en el inicio de la segunda parte del año.

Las empresas con mayor músculo en el sector gasolinero han convenido no sólo adquirir gasolina de manera agrupada o compras en común como se conoce al recurso, sino también compartir innovaciones y procurar otras que representen una ventaja frente a las estaciones de servicio que habrán de llegar en breve al país.

O se unen o los foráneos les comerán el mercado.

Saben que de no incorporar nuevos productos e innovaciones en la atención a sus clientes serán presa de las firmas extranjeras que alistan sus atributos para ofrecerlos a un mercado como el mexicano, curioso por conocer 'que se siente' cargar en otra marca que no sea la tradicional y monopólica Pemex.

Los integrantes de este esfuerzo son celosos al reconocer que de Petróleos Mexicanos sólo han recibido un servicio preciso, correcto, ajustado a la norma y muy preocupado de la seguridad. No tienen queja, pero no van a renunciar a adquirir gasolinas en mejores condiciones que las actuales.

Dentro de este grupo empresarial destaca Hydrosina, que en estos días ya practica un piloto que en pocas semanas pueda ofrecer el pago de gasolinas en sus estaciones mediante el uso de un celular.

Los clientes podrán bajar una App y con ello aplicar prepagos o pagos por servicios mediante su teléfono inteligente. El piloto de esta innovación se corre en 20 de sus estaciones de servicio en la Ciudad de México donde cuentan con 56 estaciones de servicio de las 370 que deben estar funcionando ahora en la capital del país.

La mecánica que han convenido los participantes no sólo trata de garantizar las mejores calidades en las gasolinas y diésel que adquieran sino aprovechar los referentes de mejor servicio porque saben que no se trata únicamente de vender combustibles sino convertirse en un centro donde el consumidor encuentra satisfacción a muchas de sus necesidades.

Hydrosina fue la empresa que en mucho marcó el ritmo en la materia al incorporar hace más de 15 años la primera tarjeta inteligente que permitía garantizar el uso adecuado a los vehículos asignados para recibir gasolina del recurso implicado en esas tarjetas.

Hoy día ya existe una comunicación entre un auto y el despachador de gasolinas y si el auto no es el autorizado a cargar con ese dispositivo inteligente, el despachador no surte de gasolinas. Cada día es más complicado intentar robar gasolinas de las grandes empresas.

También cabe la posibilidad de que se retome la experiencia de la tarjeta que por 50 pesos permite cinco asistencias en caso de emergencia (surtir gasolina, descomposturas, asesoría legal, grúas, llantas ponchadas) e incluso con esas mismas llamadas ilimitadas a más de 46 ciudades en el mundo.

Comprende también diagnóstico dental, asistencia médica y asistencia vial en todo el país.

El bloque empresarial comprende fundamentalmente a los gasolineros con más fuerza y presencia en esa zona del país. Son siete grupos que manejarán, en inicio, poco más de 850 estaciones de servicio de las 10 mil 500 que hay en toda la República Mexicana.

De que se mueve el sector energético, se mueve.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Una moda empresarial dentro de la quinta revolución
Nace en México 'crowdfunding' a factoraje
Guerra entre canales: ANTAD vs. ANAM