Opinión

Muy estables

1
   

     

Partidos Políticos. (Especial)

La encuesta de Parametría que presentó este lunes EL FINANCIERO parece confirmar lo que habíamos comentado aquí hace ya muchos meses: la elección intermedia no cambiará nada. Como en las anteriores intermedias de este siglo, el PRI tendrá entre 30 y 35 por ciento de los votos, y junto con el PVEM seguirá siendo la primera minoría. El PAN estará en un segundo lugar, con 25-30 por ciento de los sufragios, y los 25 puntos restantes se distribuirán entre seis partidos.

La izquierda, que en las otras elecciones intermedias había obtenido alrededor de 20 puntos, parece que tendrá lo mismo, pero ahora mucho más disperso. También habíamos comentado aquí que lo más probable era que el PRD se quedara con dos tercios de los votos y Morena con el tercio restante, y la encuesta apunta a que en esa dirección se mueven las intenciones de voto.

Los partidos pequeños siguen siendo una incógnita. Si recordamos que el margen de error de una encuesta de este tipo ronda el 3.0 por ciento, y ese nivel es el mínimo para mantener el registro, pues no podemos saber si lo lograrán todos ellos. La encuesta nos dice que PT y Partido Humanista están debajo del mínimo, y ahí han estado en todas las mediciones previas. Parece que ambos desaparecerán. Encuentro Social (PES) y Nueva Alianza se han mantenido en 3.0 por ciento, pero por el margen de error no creo que puedan dormir tranquilos, y será hasta que se cuenten los votos que realmente sabrán si siguen o no en el mapa electoral. Finalmente, Movimiento Ciudadano (MC) parece haber atinado con su estrategia de atraer figuras de otros partidos (notoriamente el PAN) para acumular votos en elecciones locales.

Tanto MC como PES parecen estarle quitando algunos puntos al PAN, por lo que los 30 puntos que normalmente obtenía este partido con tranquilidad en las intermedias se habrían reducido a 27, o algo parecido. Así, la dispersión de la izquierda y los dos o tres puntos que el PAN pierda acaban favoreciendo al PRI que no hace más que mantenerse en su nivel de siempre. En la misma publicación del lunes aparece el recuento de las elecciones federales, y desde 1997, que es cuando empezamos a contar votos en serio, el PRI sigue más o menos en el mismo lugar 35-37 por ciento del voto. El único caso diferente es 2006, cuando se fue al tercer lugar en la carrera presidencial, y por lo mismo se desplomó.

Algunos se sorprenden de que el PRI pueda tener una intención de voto como la que muestran todas las encuestas si era frecuente una caída de votación del partido gobernante en la elección intermedia. Pero eso sólo ocurrió en los dos gobiernos del PAN, que como el PRD, siempre muestra menor votación si no hay candidato presidencial. Lo ocurrido antes de 1997, insisto, ni siquiera podemos compararlo.

Así pues, lo que parece estar ocurriendo es que tenemos un sistema electoral y un conjunto de preferencias ya muy estable: 40 para el PRI, 30 para el PAN, 20 para la izquierda y diez puntos que se mueven. En las elecciones presidenciales estas cifras se terminan definiendo con 35 puntos para cada uno de los dos punteros (los que sean) y 30 para el tercer lugar. La clave hacia 2018, entonces, es si la izquierda puede competir o no, porque en ocasiones anteriores ha partido de 20 puntos en la intermedia. Pero ahora esos 20 puntos estarán divididos, y ni de los 13 del PRD ni de los siete de Morena alcanza para llegar a 35. Así, desde hoy sabríamos que en 2018 la disputa será entre PAN y PRI, y la izquierda más bien tendría que ir construyendo un proyecto para 2024. Nada es seguro, pero todo esto parece más que probable.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Ganadores y perdedores
Dos dinámicas
Gastan más