Opinión

Murat, sin votos para la Fundación Colosio

 
1
 

    

José Murat, exgobernador de Oaxaca. (Archivo/Cuartoscuro)

A más de un mes de que el dirigente del PRI, Enrique Ochoa, diera a conocer que José Murat sería el presidente de la Fundación Colosio, no se ha oficializado dicho cargo y algunos priistas aseguran que no se concretará, sobre todo quienes tienen derecho a voto.

Y esto se debe a que la presidencia de la mesa directiva de la fundación no es un cargo que se decida por dedazo del presidente del partido.

De acuerdo con el artículo 28 del estatuto: “el Presidente de la Mesa Directiva de la Fundación es designado por la Asamblea General, en sesión extraordinaria, por mayoría de los asociados presentes, a propuesta del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional y dura en su cargo cuatro años”.

Esto significa que para ser presidente se requieren, entre otros, los votos de los expresidentes de la Fundación Colosio, antes Cambio XXI.

Entre quienes están: Mariano Palacios Alcocer, José Narro, Luis F. Aguilar, Enrique Jackson, Rosario Green, Oscar López Velarde, Sabino Bastidas, Rodolfo Echeverría Ruíz, Beatriz Paredes, Francisco Rojas, Marco Antonio Bernal, César Camacho, Adrián Gallardo y Luz Ma. de la Mora.

Y muchos priistas aseguran que varios de estos expresidentes estuvieron inconformes con la designación hecha por Enrique Ochoa y no aceptan votar por Murat Casab en la asamblea, por lo que la fundación sigue acéfala y, de acuerdo con su página de internet, casi muerta.

Al principio pensé que no se le había designado formalmente debido a que uno de los requisitos para ser presidente es tener obra escrita y descubrí que tiene tres libros: Luz y sombras de la realidad, Oaxaca, un diagnóstico; El desafío de la transición, la renovación del sistema político mexicano; y el Pacto por México.

Aunque aclaro que no los he leído y, por lo tanto, me es imposible hablar de su calidad.

Otro de los requisitos es “destacar en la investigación, la docencia o el análisis de los problemas nacionales y de la realidad de la sociedad mexicana”, y perdón por mi incultura, pero no me queda claro cómo José Murat ha trascendido en estos rubros.

Sin embargo, la razón por la que no se ha oficializado el nombramiento es porque no se cuenta con los votos suficientes, y es que si esta designación se hubiera dado al principio del sexenio, quizás estos priistas connotados hubieran tenido que acceder sin chistar a la decisión de uno de los más cercanos a Luis Videgaray, pero ya casi al finalizar el sexenio está imposición no ha sido fácil.

MENTÍAN EN LOS ITINERARIOS
El paquete de reformas en materia de aviación civil para proteger los derechos de los usuarios era indispensable, ya que había verdaderos excesos de las aerolíneas.

Por ejemplo, se asignaban 10 slots -que es de donde salen los aviones- y las aerolíneas programaban 13 vuelos, es decir había tres que no cabían, lo cual terminaba en retrasos o vuelos que no se llevaban a cabo, o bien que se usara al aeropuerto de Toluca como terminal 3, que por cierto, desde 2008 se ha convertido en el segundo aeropuerto más importante del país.

Por ejemplo, en la temporada de verano que va del 2 de abril al 23 de octubre se programaron 381 mil slots y 392 mil vuelos, lo cual imposibilitó dar un buen servicio.

Para demostrar el colmo del mal servicio baste un ejemplo: el vuelo de Los Ángeles a México de Interjet estaba registrado a las 10:05 para ganarle pasajeros al de Aeroméxico, que salía a las 11:15; sin embargo, su hora real de salida era a las 11:20, si usted compraba este vuelo tenía que esperar una hora 15 minutos, por lo menos.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Diputados de Morena cobran doble en Oaxaca
La Ballena Azul
Todavía en el oscurantismo