Opinión

Mundo Joven, un mochilero de veinte años

1
 

 

Mundo Joven

Cuando Jordi Llorens me afirmó que el día que un joven regresa a casa después de su primer viaje de 'mochilero' la vida ya no le será igual, no pude sino recordar mi primer viaje así y darle la razón.

A los 25 años de edad me enviaron una semana a París a cubrir como reportero un congreso de azucareros y después me quedé 45 días por mi cuenta, mochila al hombro, solo y con no muchos dólares en la cartera, a recorrer lo más que pudiera de Europa.

Primero permanecí dos semanas, para caminar y disfrutar París sin prisa, de día y de noche, viviendo en la zona roja de la Rue du Cairo; luego me lancé a conocer Ginebra, Roma, Venecia, Florencia, Madrid, San Sebastián, entre muchos otros lugares como el Mont Blanc, sin nadie de fijo con quién compartir las emociones de cada día, como cuando vi por primera vez un original de Van Gogh en el parisino museo de la Orangerie y no había nadie al lado para comentar lo conmovido que estaba.

Al regresar a casa, el saldo de ese periplo fue que decidí independizarme y dejar de vivir con mis padres y hermanos. Y, sí, mi vida ya no fue igual. Ese viaje me dio otra perspectiva de las cosas. Pero es una historia común que les ha sucedido a muchos hombres y mujeres.

Llorens conoce muy bien este mundo de viajar de esta manera, ya que es el director general de la agencia de viajes en línea Mundo Joven, que está celebrando sus primeros veinte años de vida.

De origen español y procedente de Viajes el Corte Inglés, de la cual fue director en México, llegó en 2012 a la dirección de Mundo Joven con el reto de cumplir con tres metas específicas: unificar la empresa en un solo grupo; expandir la compañía en América Latina; y capitalizar la era del comercio electrónico.

A tres años de distancia, Llorens afirma que ahora más que una agencia son un grupo turístico integrado por ocho unidades de negocio que les han dado gran diversificación: una agencia de viajes; estudios en el extranjero; hostales como propietarios (tienen en Cancún y la ciudad de México), así como en todo el país a través de la red Hostelling México; operadora mayorista; representantes de International Student Identity Card, tarjeta de estudiante avalada por la Unesco que brinda descuentos en 160 países; proveedor tecnológico para la industria turística, para lo cual cuenta con un departamento donde 25 personas se dedican exclusivamente a idear y desarrollar proyectos tecnológicos; así como turismo de reuniones, con la organización de viajes de incentivo y convenciones corporativas.

Un mito que hay que erradicar es el que sostiene que los mochileros no generan derrama económica, porque, salvo contadísimas excepciones, es falso. Y, por el contrario, son viajeros de estancias largas, con promedio de 15 a 20 días, cuyo impacto en las economías locales es más directo porque su gasto es más disperso que el de un viajero adulto.

Llorens está trabajando para cumplir su meta de abarcar América Latina, mercado que, asegura, a pesar de que tiene un valor potencial de miles de millones de dólares, ha sido desatendido porque la mayoría de las empresas piensan que no es rentable; pero la realidad es que tienen clases medias crecientes que gustan y tienen la posibilidad de viajar. “Este es un mercado que está totalmente por explotar”, asegura.

Por esta razón ya tiene 42 sucursales en México y llegó ya a Guatemala, El Salvador y Argentina. Lo que viene es Colombia en septiembre, Chile para el próximo año, para seguir con Perú y, posteriormente, dar el salto a España.

Con dos décadas cumplidas, Mundo Joven cuenta con 450 empleados y desde 1999 tiene el muy envidiable promedio de crecimiento de 20 por ciento anual, aunque sobresalen todavía más los resultados de 2014, con casi 23 por ciento, lo cual le da pie para proyectar un crecimiento de 26 por ciento para este 2015.

Llorens comenta que en Australia se acostumbra que, al terminar la prepa, los jóvenes se toman una año para viajar por el mundo, y no son vacaciones, sino como parte de su formación. Y a esa forma de ver la vida es a lo que le apuesta el veinteañero Mundo Joven.

También te puede interesar:
Doce botellas de tequila para Cannes
Periodistas y publirrelacionistas no tienen el mismo ADN
Best Day entrará al negocio de la renta de casas​