Opinión

Mujeres y hombres
con pasado negro
que van por fuero

1
      

        

Teresa de Jesús Lizárraga. (Especial)

Los siguientes personajes deberían estar en otra posición, en otro lugar, algunos en la cárcel, pero no en los primeros lugares de listas pluris que garantiza su llegada a la Cámara de Diputados, tampoco en campaña en busca del voto.

No siempre es la vocación de servicio la que lleva a integrantes de los partidos a buscar cargos públicos. El fuero es un obstáculo para aplicarles la ley. Hay candidatos a diputados implicados en delitos cometidos antes de ser elegidos como tal, es decir antes de que asuman como legisladores.

Urge la necesidad de repensar en la acotación del fuero. Que ese privilegio se conceda única y exclusivamente a partir de los discursos y decisiones que se asuman en carácter de legislador. Nunca más para escudarse o evadir responsabilidades antes o durante la Legislatura que no tengan que ver con su encomienda de parlamentario.

En Sonora, Teresa de Jesús Lizárraga, como directora del ISSTESON, y Roberto Romero López, secretario de Gobierno, están implicados en la desaparición de mil 500 millones de pesos de las pensiones en el gobierno del panista Guillermo Padrés, pero son pluris a pesar de que el dinero no aparece y para reponer los recursos se están vendiendo terrenos propiedad del estado.

Padrés defendió ambas candidaturas ante Gustavo Madero, presidente nacional del PAN, a pesar de que éste fue enterado de las acusaciones. Es un doble discurso si se recuerda lo que dicen los spots de Ricardo Anaya, coordinador del partido en la Cámara de Diputados: “Los corruptos a la cárcel”. Lizárraga y Romero tendrán amparo tres años.

Christian Joaquín es investigado por presunto enriquecimiento ilícito.
Mediante sus redes sociales difundió fotografías portando un fusil. Ahora el expresidente municipal de Tampacán, en San Luis Potosí, es candidato a diputado federal por el PRI.

Salomón Majul González, exalcalde también del PRI en Taxco, está en una lista de la PGR de “atención especial”, en la misma que estaba José Luis Abarca, por posibles nexos con el crimen organizado y también tiene la candidatura.

Medios locales de Quintana Roo exhibieron la vida suntuosa de Isaura Ivanova Pool. Hace apenas tres años no tenía para pagar la renta de tres mil pesos de su casa, pero ahora es dueña de una residencia de cinco millones de pesos y es pluri del PRD. Viene de la vocería
del ayuntamiento de Benito Juárez.

En el mismo partido hay otros candidatos en parecidas circunstancias: Jesús Valencia, exdelegado de Iztapalapa, a pesar de sus contratos sospechosos a la empresa Amexire; Mauricio Toledo, exdelegado de Coyoacán, quien tiene nueve denuncias en contra, algunas por extorsión.

Carlos Navarrete, presidente nacional del partido, incumplió su promesa de sacarlos de la lista. Es una pena que en la peor crisis que vive la partidocracia estemos ante estas circunstancias. Hasta el 21 de abril los partidos sólo habían entregado el currículum ante el INE de 58 candidatos de un total de cuatro cuatro mil 496.

10 SEGUNDOS… Aquí seguirán divulgándose nombres de más candidatos que no debieron ser postulados o por lo que uno no debería votar.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Héctor Serrano (I)
Párenle al vandalismo electoral
Los ahijados de Madero en el PAN piden hueso