Opinión

Mujeres pelonas, no os preocupéis


 
Hay unas mujeres que, pelonas, se ven muy guapas. Recuerdo la fenomenal rapada que le pusieron a Natalie Portman en la película V for Vendetta. Se veía sensacional. También Bárbara Mori hizo lo mismo en la escena de una película a fin de parecerse a su hijo quien, por quimioterapias, había perdido el pelo. Otra pelona famosa fue Demi Moore.
 
 
Desafortunadamente la mayoría de las mujeres que pierden el pelo no lo hacen por aparecer en una película. El tema de las quimioterapias es bien conocido por expulsar el cabello de la gente; pero más allá de ello, pareciera haber un patrón de calvicie cada vez mayor en una parte de la población femenina en Occidente.
 
 
Pues bien, acaba de aparecer la solución. Se trata de una innovación denominada Keranique Hair Regrowth Treatment, y que ha sido oficialmente lanzada hace unas semanas en Estados Unidos por parte de una organización conocida como International Hair Institute.
 
 
De acuerdo a la empresa, este producto está diseñado para trabajar con los elementos bioquímicos de las mujeres, contiene "2% Minoxidil, que es el único ingrediente aprobado por la FDA para cabello adelgazado. Ayuda a nutrir y fortalecer el folículo capilar para otorgar al cabello una apariencia saludable y robusta, sin que se rompa”.
 
 
Este producto es muy nuevo, pero tiene muchas recomendaciones de mujeres que recuperaron el grosor de su cabello. Es, por encima de todo, el típico ejemplo de innovación que se ve en Estados Unidos. Esa es su mayor virtud y la mayor lección para México: no importa cuánta crisis aparezca en ese país, la inversión en investigación y desarrollo arroja constantemente productos y servicios que abren categorías nuevas en mercados y que sorprenden.
 
 
Ese es el valor agregado de un sistema capitalista de libertades que le ha permitido a Estados Unidos, históricamente, emerger de recesiones y marcar la pauta tecnológica en un sinnúmero de industrias.
 
 
Mientras aquí nos emocionamos por el lanzamiento de productos financieros sofisticados como los Fibra o los CKDes (que tienen tres o cuatro décadas de existir en EU), en otros países abren categorías nuevas de productos. Así está la cosa. Por lo pronto, que las pelonas no se preocupen más.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota