Opinión

Morena sufre

 
1
 

 

MORENA.

Liópez está que trina. No lo calienta ni el sol y advirtió que su partido llegará hasta las últimas consecuencias para defender a sus candidatos en Zacatecas y Durango. Hecho un basilisco, advirtió que no van a permitir algo igual al desafuero: “no nos van a quitar en la mesa lo que por derecho nos corresponde; como ven que vamos a ganar, los de la mafia del poder nos quieren descalificar, pero eso no lo vamos a permitir”.

Gil lo leyó en su periódico El Financiero: “al terminar su asamblea informativa en Tláhuac, el dirigente de Morena tomó del brazo a Monreal Ávila y dijo a la multitud: ‘vamos a defender con todo la candidatura de David, que lo sepa la mafia del poder, no van a lograr su objetivo’”.

Le lectora y el lector lo saben: el Instituto Nacional Electoral sancionó a David Monreal, de Zacatecas, y a Guillermo Favela, de Durango, precandidatos de Morena a las elecciones de gobernador en esos estados pues incumplieron la obligación de entregar sus informes de ingresos y gastos de precampaña dentro del “plazo establecido”, cosa que les ha impedido ser registrados legalmente como candidatos. Esto lo establece el artículo 229 de la ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. ¿Cómo ven a Gil citando artículos de la ley electoral? Aigoeei.

Adiós muchachos

Cuando se trata de artículos y cosas jurídicas, Gilga toma una siesta.

Despiértenlo cuando esto acabe, o empiece. La precampaña en Zacatecas se llevó a cabo entre el 2 de enero y el 20 de febrero y los partidos debieron entregar el informe de sus precandidatos el 20 de febrero. Del mismo modo, Guillermo Favela fue castigado por el mismo artículo de la misma ley. El informe del INE es preciso y meticuloso, Gil no lo reproduce un poco por haraganería, otro poco por falta de espacio, pero los interesados lo encontrarán en la página del Instituto y en los comunicados del presidente consejero Lorenzo Córdova.

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: ¿está mal que el Instituto Nacional Electoral cumpla la ley? ¿O conviene al ambiente político cerrar los ojos y chiflar en la loma, un poco mucho por miedo a Liópez, otro mucho poco para no enrarecer la atmósfera política? Ustedes dirán. Ah, Gilga oye las voces que se hacen eco de las palabras de Liópez: criados de la mafia del poder, que no fuera el PRI porque entonces se pondrían de rodillas.

Memoria

Gamés les recuerda a todos los interesados, mju, que Lorenzo Córdova y Ciro Murayama fueron quienes documentaron, explicaron, peroraron y escribieron un libro, Elecciones, dinero y corrupción, sobre la multa de mil millones de pesos al PRI en el caso de Pemexgate, la más alta de que guarden memoria los gobiernos democráticos, y de 545 millones a los partidos de la Alianza por el Cambio, conformada por el PAN y el PVEM, que llevó a la presidencia a Vicente Fox. ¿Cómo la verán Liópez y sus seguidores?, dicho esto sin albur financiero. Seguro dirán: ah, pinches mil millones de pesos corrompidos. El PRI hizo la pataleta y acató; el PAN y el PVEM tragaron pinole y pagaron la multa. Pero Liópez, nanay, no acepta que sus precandidatos queden fuera por inoportunos y remisos. Nos quieren despojar los de la mafia del poder.

Entonces Morena utiliza el instrumento que más le gusta usar, la amenaza: retiraremos a nuestros candidatos en 13 estados de la República. Que tiemble y retiemble la República. La secretaria del partido, Yeidckol Polevnsky dijo sin lugar a dudas “no aceptaremos decisiones legaloides que rayan en lo absurdo y en lo ridículo” y presentó una severa impugnación ante el INE. Un legaloide, dos legaloides se columpiaban sobre la tela de una araña, como veían que resistían fueron a llamar a otro legaloide. En serio, si la señora Polevnsky puede ser secretaria de un partido político, Gil podría ser secretario de Hacienda. Es que de veras.

La señora Polevnsky adelantó que Morena presentará en el Congreso una solicitud de juicio político en contra de los 11 consejeros del INE por violación de cinco artículos constitucionales que tienen que ver con las garantías individuales. Ajá. Quizás lo que siga sea un plantón que divida en dos a la Ciudad de México. Ande Liópez, anímese.

La máxima de Benjamin Franklin espetó en el ático de las frases célebres: “Lo que empieza en cólera acaba en vergüenza”.

Gil s’en va

​Twitter:@GilGamesX

También te puede interesar:

Corrupción

Mundo raro

Lecciones de economía