Opinión

Moratoria, “falsa amenaza”: North


 
Hace unos días señalábamos que el fundamentalismo del Tea Party republicano, acompañado de buenas dosis de racismo y de la búsqueda de un “ajuste de cuentas” con el “socialista” Barack Obama, había puesto en riesgo a la economía mundial con la extorsión y el chantaje en el Capitolio, aprovechando la negociación del techo de la deuda.
 
 
Hoy, al filo de lo que puede ser la caída en un abismo similar al de 2008, incluso extremistas como Jim DeMint y Michael Needham, titulares de la Fundación Heritage y de Acción Herencia por Estados Unidos, se quedan chicos en comparación con otro de los gurús de la ultraderecha que llevan al default: Gary Kilgore North, artífice del Instituto para Economía Cristiana, con sede en Tyler, Texas, y que no se ha cansado de afirmar los últimos días en el ciberespacio y otros medios que la moratoria del gobierno federal es una “amenaza falsa”.
 
 
Nacido en 1942, hijo de un agente especial de la FBI que operaba en el sur de California, North, académico asociado del Instituto Ludwig von Mises, es un historiador y economista que transitó del neoliberalismo al “reconstruccionismo cristiano”, rebasando en el camino a la “mayoría moral” de Jerry Falwell y la Coalición Cristiana que tomaron por asalto al “Gran Viejo Partido” (GOP) con Ronald Reagan en los años ochenta.
 
 
Paleolítico
 
 
En su visión integrista y paleolítica del mundo, North sostiene que “el punto inicial de todo análisis económico” es el hecho de que “dios maldijo a la Tierra” y ello convirtió a la escasez “en una realidad ineludible en la existencia del hombre”. Su influencia en la política norteamericana es profunda: ya en 1976 fue asesor del legislador Ron Paul, exaspirante a la Casa Blanca y padre del senador Rand Paul, uno de los favoritos del Tea Party que también cita a menudo a la Biblia como su fuente de inspiración.
 
 
Sale sobrando indicar que North exige el “castigo capital” para las mujeres que aborten, asegura que “dios preferiría dinero de oro en lugar de papel”, y ha declarado que “ciertamente creo en la teocracia bíblica”
 
 
Además, North, dice The Huffington Post, fue uno de los promotores de la Mesa Redonda Religiosa, grupo “judeo cristiano” al que se incorporó hace 30 años el pastor anglicano Rafael Cruz, recordado en sus inicios como un “cocinero cubano inmigrante” por su hijo, el senador Ted Cruz, durante su grotesca toma de la tribuna por más de un día en septiembre, a fin de protestar contra la reforma de salud de Barack Obama. Entre sus planes de aquellos tiempos se contaba la destrucción del GOP, de las escuelas públicas y del resto de las denominaciones protestantes, empleando “tácticas de guerrilla”. Y vaya que están muy cerca de lograrlo.