Opinión

Mínimos y máximos

Pues mire que la propuesta de Miguel Ángel Mancera respecto a los salarios mínimos está provocando reacciones máximas.

Esta misma semana, todo indica que la Secretaría del Trabajo, a cargo de Alfonso Navarrete Prida, convocará a los sectores productivos a que rechacen la propuesta de discutir y eventualmente incrementar los salarios mínimos.

Ha pegado tan duro la propuesta de Mancera, que pareciera que de plano ya le quieren lanzar la cargada como en otras épocas.

¿No sería más prudente discutir a fondo sobre el asunto? El grupo de trabajo que coordina la Secretaría de Desarrollo Económico de la capital, de Salomón Chertorivski, está integrado por Jaime Ros, Juan Carlos Moreno Bird, Enrique Provencio, Graciela Bensusán, Antonio Azuela, Ariel Rodríguez y Gerardo Esquivel, es del más alto nivel como para simplemente evadir la discusión.

Ojalá que se rectifique.

El efecto dominó

A Gustavo Madero le llueve sobre mojado. Ahora tiene encima la tarea de dar una buena lección a los diputados fiesteros y malportados.

Y en ello, dicen, podría estar la destitución del guanajuatense Luis Alberto Villarreal, como jefe de los diputados panistas.

El escándalo fue tanto, que la senadora Adriana Dávila, presidenta de la Comisión Especial contra la Trata de Personas, le pidió a Madero actuar duro contra quienes por sus actos han dañado la imagen partidista.

Y aunque pueden decir que lo bailado ya nadie se los quita, además de Villareal, recibieron un duro golpe a sus aspiraciones Alejandro Zapata Perogordo y Martín López, que suspiraban por contender por las alcaldías de San Luis Potosí y Monterrey, respectivamente.

Y aunque dicen que eso ocurrió desde enero, está plenamente vigente por los personajes.

Por eso dicen que Juan Bueno Torio podría hacerse cargo de la bancada, porque por nada del mundo le dejarán el espacio a los corderistas.

“Habrá consecuencias”, dice Madero. Ya se verá hasta dónde.