Opinión

4 millones de m2 de la controversia

 
1
 

 

[Aplicar el IVA a vivienda afectará a quienes menos ganan, dijo la Canadevi. / Archivo] 

Son 4 millones de metros cuadrados los que se edifican en la Ciudad de México, superficie que se integra a proyectos comerciales, corporativos y de usos mixtos donde la vivienda de interés social y medio no tienen la misma influencia de años pasados.

Es el resultado de cambios y ausencia normativa politizada, que ha ocasionado un déficit de 70 mil viviendas. Según datos compartidos este lunes por Isaac Memun, presidente de Canadevi DF, la debacle en la producción de vivienda se comprende al comparar las 18 a 20 mil unidades de hace 5 años frente a las 8 mil de los últimos meses.

Esa caída debería ser suficiente para superar el interés político y atender los requerimientos de normas específicas de desarrollo para la vivienda como la derogación de la número 26 para vivienda popular, así como la derogación de la 41 encaminada a modificar usos de suelos. No hacerlo es recordar la frase de que la ciudad ya no puede crecer.

En ese marco, la administración pública del Distrito Federal iniciará en septiembre próximo la sesión del Consejo para el Desarrollo Urbano Sustentable en la Ciudad (Conduse), ese debate hará factible cambiar la dimensión del desarrollo urbano. Dejar los corredores o megaproyectos que actualmente están en construcción, por zonas, ciudades y proyectos que detonen el reciclaje de zonas estratégicas en distintos puntos del Distrito Federal.

Se trata de un nuevo programa urbano que integrará las condiciones para superar el desarrollo a futuro y no inmediato de la metrópoli. Veremos si con la relevancia de proyectos de gran escala como el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, la conectividad con los trenes con entidades cercanas al DF y otras zonas, se logra dar la vuelta al problema constante de la falta de planeación.

Trabajo digno y alfabetizado

En el país son más de tres millones de albañiles que trabajan en el sector de la construcción, mismos que aportan cerca del 8 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto).

Ese grupo altamente vinculado diferentes rubros del desarrollo inmobiliario y de infraestructura, genera sólo en la vivienda beneficios directos a 37 ramas de la industria, a 10 sectores de los servicios y genera un 90% de integración nacional de productos.

Esas son las dos cifras macro, según estadísticas de grupos privadas, mismas que demuestran el peso que representa el trabajador de la construcción. En vivienda los 2 empleos que se crean de manera directa por cada unidad equivalen en esa proporción 60% del costo directo para las empresas constructoras.

Sin embargo, durante décadas los empleados dedicados a este oficio han quedado alienados por el sector. Por eso es relevante el convenio que cerraron el Gobierno de la Ciudad, la Secretaría del Trabajo del DF, la Canadevi y la Fundación Construyendo y Creciendo.

El denominado convenio Trabajo digno en la Industria de la Construcción, busca como lo ha hecho con más de 700 trabajadores la Fundación que preside José Shabot Cherem, alfabetizar a este grupo de la actividad productiva del país. Actualmente lo hacen con 350 alumnos.

La intención es integrarlo, como ya se ha logrado, a proyectos en construcción de gran escala como Miyana de Grupo Inmobiliario Gigante, implantar aulas de enseñanza, además de otras obras distintas en la Ciudad.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

Chapultepec 1

Consolida expansión Riviera Maya

Shoppers reorientan el retail