Opinión

Miguel Torruco eligió irse con López Obrador

 
1
 

 

Andrés Manuel López Obrador

Este domingo El Universal publicó una lista de empresarios que integran un consejo consultivo para asesorar al líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, en su candidatura presidencial para el próximo año, y entre los nombres citados por el diario apareció el de Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo de la Ciudad de México.

Como consecuencia de esta información, a las 6:00 horas de ese mismo domingo comenzó un intercambio de WhatsApp entre Torruco y Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX, que concluyó con la renuncia de Torruco a su cargo, la cual fue recogida por un enviado de su todavía jefe a las 13:00 horas, según narra el mismo Miguel Torruco.

Al darse a conocer la noticia, el jefe de Gobierno afirmó que no sabía que su secretario de Turismo realizaba actividades a favor de AMLO, por lo que le pidió su renuncia, debido a que la capital requiere de funcionarios de tiempo completo y no de personas que la mitad de su tiempo la dediquen a realizar cosas que no están en su función, de acuerdo con una nota que publicó EL FINANCIERO.

En la ocasión más reciente que comí con Torruco -hace ya algunos meses-, entre muchas otras cosas platicamos sobre el futuro -su futuro- y me comentó que quería terminar junto con Mancera su gestión al frente de la Sectur CDMX, para después retirarse y dedicarse a disfrutar de su familia. A esa afirmación le respondí que no le creía.

“¿Por qué lo dices?”, me preguntó, a lo que contesté: “Porque todavía puedes cumplir el mayor sueño de tu carrera: ser secretario de Turismo federal y, si se te presenta la oportunidad, no la vas a dejar pasar”. Miguel sólo sonrió.

No se necesitaba tener información clasificada para saber eso. En la campaña presidencial de 2012, López Obrador incluyó a Torruco al dar a conocer lo que sería su gabinete si llegaba a ganar, y también públicamente su hijo Miguel Torruco Jr. realizó actividades en favor del líder de Morena.

El nexo entre Torruco Marqués y López Obrador ha sido público y no es nuevo. Por eso sorprende que ahora Mancera diga que desconocía la situación. Además, Torruco sostiene que él siempre estuvo dedicado al cien por ciento a su responsabilidad como secretario de Turismo de la CDMX, ya que nunca asistió a ninguna junta de ese consejo consultivo ni elaboró ningún documento.

Aun así, el jefe de Gobierno le dijo que no podía estar con dos cachuchas y servir a dos jefes al mismo tiempo. “Él, muy gentil como siempre, me dio a escoger.

Sabes que tengo una relación y un vínculo muy estrecho con Andrés Manuel, así que a la una de la tarde de ese día le envié mi renuncia”, cuenta Torruco.

Por la noche, López Obrador le llamó desde Los Ángeles, California
-donde se encontraba de gira-, para felicitarlo y darle la bienvenida a su equipo de asesores. “Quedamos en que nos reuniremos la próxima semana”, dijo Torruco.

—¿Y ahora qué sigue, Miguel?–, le pregunté.

—Sigue trabajar para ganar la presidencia y para que se transforme el país, porque ya llegamos a un punto en que ni para atrás ni para adelante: no somos autosuficientes ni en producción de alimentos ni en combustibles–, responde con un tono político que nunca le había escuchado.

—¿Ya, de plano, de lleno en la política?

—Sí, pero mi tema es el turístico, al cual Andrés Manuel le da mucha importancia–, asegura.

Y adelanta algunos de los planes que ya tiene en mente, los cuales formarán su agenda de trabajo si el próximo año gana AMLO y lo nombra titular de Sectur: un tren turístico por la zona maya para detonar la península de Yucatán, y otro tren rápido que irá de la Ciudad de México a Tijuana y Monterrey.

Además, su política pública estaría encaminada a consolidar los destinos turísticos que ya existen, en lugar de intentar crear nuevos polos. Y cita como ejemplo la Escalera Náutica, de Vicente Fox (en la península de Baja California), y el Centro Integralmente Planeado de Escuinapa (oficialmente llamado Playa Espíritu), de Felipe Calderón, en Sinaloa, proyectos que nunca crecieron y quedaron relegados al terminar los mandatos de ambos presidentes.

También asevera que se deben crear nuevos productos turísticos integrados, como lo que hizo en la CDMX con el Turibús. “En los rankings mundiales México tiene el noveno lugar en captación de turistas y el decimotercero en ingreso de divisas, pero se nos olvida que en gasto per cápita estamos en el 65; eso nos dice que al turista hay que darle muchas más opciones para gastar su dinero”, explica.

Torruco afirma que se va satisfecho, sobre todo porque “en cinco años le cambiamos la vocación a la Ciudad de México; de ser un destino de negocios, ahora es un lugar para visitar y pasear”.

Por lo pronto, entregará el despacho a su sucesor, Armando López Cárdenas, quien desde el Fondo Mixto manejaba los dineros turísticos de la capital y con el que no tuvo una relación muy tersa, para después tomarse unos días de vacaciones con sus nietos y regresar a trabajar de lleno para 2018, al lado de López Obrador.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Convoca De la Madrid a viajar por México (antes que a EU)
La carta de Xcaret y la convocatoria de Campeche
¿Los boicots son el camino a seguir?