Opinión

México, segundo mercado de Citigroup pese a Oceanografía

En 2014 Banamex cumplió 130 años y no lo pudo celebrar como quería debido al caso Oceanografía, la empresa proveedora de servicios a Pemex, revelado a finales de febrero.

Dentro del sistema financiero mexicano, el grupo había destacado hasta el año anterior por su liderazgo en la actividad crediticia y en el financiamiento vía mercados de deuda y capital.

Pero en 2014 destacó por el fraude cometido en su contra por Oceanografía, que le generó a Banamex un quebranto de tres mil 177 millones de pesos, con registro en los resultados del cuarto trimestre de 2013.

Además, el monto del fraude representó un impacto negativo neto de 2.0 por ciento en el capital contable del grupo, pero no puso en riesgo su nivel de capitalización.

Sin estar ese caso cerrado, en octubre se reveló otro fraude, éste por una cantidad mucho menor, cometido en una filial de servicios de seguridad privada en México.

El fraude de Oceanografía tuvo un costo en la reputación de Banamex y derivó en la renuncia de su principal ejecutivo, Javier Arrigunaga, como director general del grupo financiero filial de Citigroup.

En su lugar fue nombrado Ernesto Torres, quien también es director general de Banco Nacional de México, para el que ha trabajado 25 años.

Con respecto al caso Oceanografía, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores impuso a Banamex una sanción económica por un monto de casi 30 millones de pesos.

Aunque Banamex reportó oportunamente el fraude, no se libró de ser sancionado por una serie de irregularidades encontradas, en las que habrían participado unos 11 empleados que fueron despedidos.

En 2013 su cartera de crédito vigente registró un incremento anual de 7.0 por ciento, equivalente a 32 mil millones de pesos.

Pero hasta septiembre de ese año, antes del “efecto Oceanografía”, llevaba 51 mil millones más.

El grupo espera cerrar 2014 con un crecimiento anual en la cartera crediticia de unos 30 mil millones de pesos, menor al del año anterior.

Después de ese bache, la expectativa de Banamex para el cierre de 2015 es un incremento anual en su cartera de crédito vigente de 50 mil millones de pesos.

Sería el mayor crecimiento en monto del sistema bancario y representaría alrededor de medio punto porcentual del PIB de México.

Si bien Banamex anticipa incrementos en todos los circuitos crediticios, éstos serán a dos velocidades:

Mientras el aumento previsto en el financiamiento a Pymes es de 40 por ciento, en los créditos al consumo, que incluyen tarjetas, préstamos personales y de nómina, es de 5.0 a 7.0 por ciento.

En 2014 Banamex cumplió 13 décadas, pero su celebración se vio empañada por los incidentes delictivos en que estuvo envuelto.

Para 2015, el reto es superar esta difícil etapa y volver a destacar por su actividad financiera, no por los escándalos.

Banamex tiene que demostrar por qué México es el segundo mercado más importante de Citigroup después de Estados Unidos.

Twitter: @VictorPiz