Opinión

México, país cochino
con foro “Verde”

No he logrado vivir en la certeza de que separar la basura tenga sentido en la Ciudad de México. No conozco mucha gente que la tenga. La sencilla razón que explica esto es que todos quienes habitamos la capital sabemos que las mafias que controlan la pepena de la basura tienen ejércitos de personas haciendo negocios con la suciedad.

¿Para qué separar la basura si… las botellas de perfumes y de bebidas alcohólicas se rellenan; los cartones y periódicos se reutilizan; y los metales se separan y se venden? Algo de eso suena sustentable, sí; pero el problema es que los beneficios de esos negocios son capturados por individuos distintos a los que consumieron los bienes, y que ni siquiera los gobiernos locales obtienen esos ingresos. En realidad son los líderes de organizaciones sociales quienes capturan esos beneficios. La basura es un gran negocio… para unos cuantos.

Por eso da esperanza que desde ayer se puso en marcha en Aguascalientes el foro Green Solutions, un intento serio para que México se inserte en la globalidad preocupada por la sustentabilidad del planeta.

Una característica central de este foro es que está enfocado en soluciones macro. Ahí se está hablando de mitigación de efecto de gases de efecto invernadero, o de energías renovables. Nestlé, por ejemplo, está exponiendo la “eficiencia hídrica” con la que trabaja en sus plantas de producción.

Quizá la mejor noticia de este foro es que está totalmente vinculado al ámbito internacional. La empresa Beiersdorf, por ejemplo, mostrará los atributos de su certificación LEED Platinum en su planta de manufactura. La firma polaca Pp-Eko está mostrando sus soluciones de re-aprovechamiento y tratamiento de agua. Su solución de última generación es tan eficiente que logra reutilizar el 100 por ciento del agua en un proceso productivo. Esta empresa está expandiendo velozmente su huella por el mundo (Malasia, Alemania, Italia) y acompaña a otras firmas polacas que están liderando tecnologías verdes en varias materias. Asimismo, la japonesa Nissan estará hablando de su “Programa Global Verde Responsable”. El Centro Nacional de Energías Renovables de España también está presente en Aguascalientes.

Es difícil pensar que la cultura mexicana, tan proclive a la basura y a la suciedad, cambie como resultado de una política pública o de una iniciativa que se convierta en ley. Creo que las cosas se modificarán el día en que socialmente sea reprobable ser sucio o contaminante. Antes únicamente podemos aspirar a que la buena voluntad de ciertos políticos, el ejemplo de algunas empresas, y el conocimiento técnico de organismos internacionales vayan permeando paulatinamente el sistema productivo nacional.