Opinión

México, ‘imán’ de capitales

 
1
 

 

Peso frente a dólar.

La moneda mexicana se ha revaluado 18 por ciento ante la divisa estadounidense durante el presente año, lo que la coloca como la más apreciada de todas, según datos de Bloomberg.

De hecho, el tipo de cambio ayer ya rompió el piso de 17.50 pesos por dólar en operaciones al mayoreo.

Además, se ubica en su menor nivel desde principios de mayo de 2016, previo a la elección presidencial en Estados Unidos e incluso a la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

Dos de los factores que recientemente han ayudado a la recuperación del peso ante el dólar son el ingreso de recursos extranjeros y la repatriación de capitales a México, que suman más de 127 mil 500 millones de pesos –unos seis mil 600 millones de dólares– en lo que va del año.

De acuerdo con fuentes informadas en el tema, hasta antes de la elección para gobernador del Estado de México, que se celebró el pasado 4 de junio, habían entrado al país 10 mil millones de pesos de inversionistas extranjeros.

Pero durante la semana posterior a los comicios mexiquenses, en un solo día ingresaron al mercado mexicano 10 mil millones de pesos.

La cifra se duplicó en las semanas posteriores y llegó a 45 mil millones de pesos a principios de julio.

El mercado y los inversionistas reaccionaron no al triunfo del PRI, sino a la derrota de Morena, que disipó un factor de riesgo político interno.

El otro elemento que aceleró la apreciación del peso ante el dólar fue el programa de repatriación de capitales.

Desde el 19 de enero hasta el pasado miércoles 12 de julio ingresaron al país 77 mil millones de pesos, según lo informado por Lizandro Núñez, administrador general de recaudación del SAT.

Originalmente el programa concluía el 19 de julio, pero el presidente Enrique Peña anunció una ampliación de su vigencia al 19 de octubre de este año.

El monto actualizado al pasado lunes, una vez que se anunció la prórroga en la fecha de vencimiento del programa, ascendió a 82 mil 500 millones de pesos.

Ese capital retornado durante casi seis meses generó una recaudación adicional al gobierno federal de cuatro mil 263 millones de pesos.

Aunque oficialmente no hay una meta de capital repatriado, el SAT considera probable que se alcancen cien mil millones de pesos al concluir los tres meses en que se extendió el programa.

Evidentemente hay interés de los inversionistas por aprovechar los incentivos del programa lanzado a principios de año.

El propósito es animar a las personas físicas y morales que sean residentes en México a regresar sus depósitos o inversiones que estén fuera del país aplicándoles un ISR de 8.0 por ciento sobre el total de su capital retornado.

“Se amplía la ventana de tiempo para que la población con recursos en el extranjero pueda ingresarlos a México tomando ventaja de beneficios fiscales.

“Esto podría ser favorable para la cotización del peso durante la segunda mitad del año”, perfiló Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

El ingreso de recursos extranjeros y la repatriación de capitales han incrementado la demanda por pesos en el mercado mexicano. Dicho de otra manera, el país se convirtió en un ‘imán’ de capitales, que apuntalará al peso.

Correo: vpiz@elfinanciero.com.mx

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Banxico y la elección de 2018
Banca, ¿negocio de ladrillos?
Amenaza a la competitividad fiscal

: