Opinión

“México es el futuro”: Taleb Rifai

 
1
 

 

CDMX

La Feria Internacional de Turismo, conocida simplemente como Fitur, se celebra cada año durante enero en Madrid y, además de ser uno de los encuentros más importantes de este sector, también es muy popular entre los políticos mexicanos, desde secretarios de Turismo estatales hasta funcionarios federales y gobernadores.

Y es que Fitur les sirve para empezar bien el año, con un viaje gratis a la capital española, donde la fiesta se vive en grande.

No hay duda de que los representantes de muchos de los destinos turísticos de México y funcionarios de alto rango sí tienen razones de trabajo para asistir a esta feria, pero muchos otros no, y eso siempre se ha sabido. A lo largo de los años ha servido para un sinfín de historias de todo tipo que documentan los excesos: desde el director del Consejo de Promoción Turística que llegaba a Madrid con su esposa —por supuesto que con cargo al erario—, las costosísimas comidas pagadas en euros por algunos gobernadores y sus achichincles, la secretaria de Turismo de un estado que, sin recato, se sentaba en público en las piernas de su gobernador, o los burócratas que reparten codazos para acercarse a la realeza y salir en la foto.

También allá se han gestado historias más serias, como cuando el secretario de Turismo de la Ciudad de México, Alejandro Rojas, tuvo que renunciar a su cargo luego de pronunciarse desde Madrid a favor de Miguel Ángel Mancera, cuando buscaba ganar la candidatura del PRD para contender por la jefatura de Gobierno del DF. La hoy líder de ese partido, Alejandra Barrales —quien también aspiraba a la postulación—, hizo tal escándalo, que a Marcelo Ebrard, que gobernaba la capital del país, no le quedó más remedio que pedirle a Rojas su dimisión.

Este año no fue la excepción con el ya tradicional desfile de políticos mexicanos en Fitur; sin embargo, en esta ocasión se registró un suceso positivo que vale la pena rescatar. Por cierto, no lo protagonizó uno de nuestros paisanos, pero sí tuvo que ver con nuestro país.

Durante Fitur se lleva a cabo lo que se conoce como el 'Mexican Day', en el que se incluye una cena que la delegación nacional ofrece a inversionistas y empresarios turísticos, en la que algunos personajes toman el micrófono y hablan de una manera casi informal.

En esta ocasión habló el secretario de Turismo de nuestro país, Enrique de la Madrid, quien dio un breve mensaje a los invitados, a los que les habló sobre los buenos resultados obtenidos en los últimos años y del potencial que todavía tiene nuestro país en materia turística; por su parte, nuestra embajadora en España, Roberta Lajous, les dio la bienvenida.

Pero lo mejor de la noche fue que después el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai, tomó el micrófono y de una manera improvisada expuso, en inglés, lo siguiente: “Queridos amigos, me encantaría poder hablar su bello idioma, pero les aseguro que entendí cada palabra que dijeron Enrique y usted, embajadora, pero no tengo la habilidad para expresarme y les agradezco por su buena voluntad.

“Estuve en México en diciembre pasad. Es una de las muchas visitas que he hecho a ese país maravilloso. Cada vez que voy recuerdo lo grande que es ese país. México no es un país, es un mundo propio, un mundo completo. La diversidad, su riqueza, no sólo la diversidad de sus paisajes o la riqueza de sus paisajes, también de la gente, la variedad, las distintas tradiciones, las culturas diferentes, las cocinas diferentes, la belleza... Es un mundo en sí y lo dice alguien que ha viajado por el mundo entero. Sé de lo que hablo: México es el futuro, sin duda”.

Enseguida, se mostró generoso con De la Madrid, expresando calificativos que nunca había utilizado para alguno de los cuatro secretarios de Turismo de México con los que le ha tocado tratar: “Cada vez que voy, recuerdo lo grande que es este país. Y, cada vez que me encuentro con este maravilloso secretario, recuerdo que está en buenas manos, porque a pesar de los muchos retos que pueden tener ahí, y sí tienen muchos retos y deben prepararse para los que van a venir, como ustedes bien saben, el país está bien, está en buenas manos, y el futuro es para ustedes.

“Yo tengo plena confianza en este país, tengo fe en que ningún muro, en este mundo, podría aislar a México. El país que lo haga sólo estaría aislándose a sí mismo. Sé que estoy mencionando temas muy delicados, pero quiero enviar un mensaje muy claro a toda la gente de México: el mundo los está mirando, el mundo confía en ustedes y el mundo los respeta. Cumplan esas expectativas.

“Tienen un gran país, tienen que estar orgullosos de él. Muchas gracias”.

Me ha tocado estar en comidas privadas de Rifai con empresarios mexicanos y sé que, a pesar de su lenguaje siempre cuidadoso y diplomático, no suele en público ni en privado endulzar el oído de sus interlocutores; por el contrario, acostumbra ser directo en sus conceptos y respuestas. Por eso hay que destacar las palabras de este jordano que pronto dejará la OMT y al cual el mundo del turismo va a extrañar.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Stara, la pequeña cadena boutique con grandes planes de crecimiento
Miguel Torruco eligió irse con López Obrador
Convoca De la Madrid a viajar por México (antes que a EU)