Opinión

México, compromiso firme, hoy y siempre, con los derechos humanos

1
   

    

Arely Gómez da mensaje sobre el caso Iguala (PGR)

La Procuraduría General de la República (PGR) da la bienvenida a la visita del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) Zeid Ra’ad Al Hussein, a realizarse del 5 al 7 de octubre de 2015, para intercambiar información, documentar avances jurídicos y de políticas públicas, así como sobre el estado de la cooperación entre México y el Alto Comisionado. En el marco de dicha visita, la titular de la Procuraduría General de la República, maestra Arely Gómez González, sostendrá una reunión con el Alto Comisionado, en la cual se tocarán diversos temas relacionados con la procuración de justicia, los avances y los proyectos en los que se trabaja para fortalecer el respeto y la protección de los derechos humanos.

México ha sido un arduo impulsor de los sistemas de protección de los derechos humanos, como lo es el Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos (SUDH). En congruencia con su postura, reitera su compromiso con la protección irrestricta de los derechos humanos que establecen nuestra Constitución y los Tratados Internacionales en la materia que forman parte del Orden Jurídico Nacional.

Es claro que la integración de México al SUDH es un pilar fundamental para la reinvención de un verdadero derecho común de derechos humanos en todas las naciones, que sirva de herramienta para consolidar esfuerzos tendientes a la protección de la dignidad humana y, a lograr una cultura de los Derechos Humanos que sea real y vigente, protegida, sin restricciones, por los diversos órdenes jurídicos y por sus instituciones.

México cuenta con ordenamientos normativos de vanguardia en materia de derechos humanos, comenzando por el robustecimiento del entramado legal a partir de la reforma al artículo 1º de la Constitución en junio de 2011, que ha derivado en importantes avances en la materia, como son: el retiro de reservas a tratados internacionales sobre derechos humanos; la creación de una Nueva Ley de Amparo o la creación de la Ley General de Víctimas.

Además, en lo que a la procuración de justicia corresponde, se han establecido diversos protocolos para la investigación de delitos particularmente lesivos de los derechos humanos. Es el caso del Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y la Investigación del Delito de Desaparición Forzada y el Protocolo Homologado para la Investigación del Delito de Tortura. Asimismo se trabaja en las iniciativas de leyes generales para prevenir tanto la desaparición forzada como la tortura, que incorporarán los más altos estándares internacionales.

Sabemos que hay trabajo por delante en el propósito institucional para proteger, respetar y garantizar los derechos humanos, que son, por su propia naturaleza, progresivos, dirigiéndose hacia una tutela cada vez más amplia de la dignidad humana. No obstante, la acción gubernamental deja de manifiesto que los derechos humanos son un propósito común y de la más alta prioridad, tanto del ACNUDH como del Estado Mexicano.

El autor es subprocurador de Derechos Humanos de la PGR.