Opinión

Nueve métodos para tomar decisiones

 
1
 

 

Facciones. Desesperación. Rostros. Preocupación. (Reuters)

Estoy de acuerdo, hay decisiones que tomar sin necesidad de un análisis detallado. Pero hay otras en las que es imprescindible aplicar alguna técnica porque están relacionadas con aspectos cruciales de nuestra vida y patrimonio.

Veamos de manera breve algunas de ellas:

1.- Pros y contras: un primer acercamiento a cualquier resolución es hacer un lista de beneficios y perjuicios de las diferentes opciones. En ese caso, se debe evitar el sesgo. Es conveniente preguntarle a alguien externo para buscar tener una posición mesurada.

2.- Matriz Eisenhower: muy útil para ubicar las prioridades entre un sinnúmero de acciones que no pueden hacerse al mismo tiempo.

Mide en un eje lo importante y en el otro lo urgente, ubicando lo que requiere una atención inmediata y lo que se puede dejar para después o delegar.

3.- FODA: es un análisis que nos ayuda a ubicar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de un determinado proyecto.

En el terreno personal es una buena guía para hacer un estudio un poco más detallado de las implicaciones de una decisión.

4.- Océano Azul: es una matriz de cuatro cuadrantes que sobre un producto en particular sirve para definir: ¿qué eliminar?, ¿qué reducir? ¿incrementar? o ¿crear?

Es una buena forma de forzar la creatividad en las alternativas de inversión.

5.- Mapas mentales: tienen la gran ventaja de ser visuales y permiten hacer todas las ramificaciones de un evento. Es una buena guía para repasar e ir agregando pendientes o consecuencias.

6.- Kepner y Tregoe: es un esquema en el que se ponderan las características de cada opción para valorarlas de manera específica e incluso considerar aspectos cualitativos. También hace énfasis en los planes de contingencia.

7.- Diagrama de Ishikawa o de espina de pescado: llamado así por la figura que se desarrolla visualmente, sirve para definir cada una de las causas de una situación.

8.- Diagrama de decisiones eficientes: ya reseñado en este espacio, busca tener un ciclo completo, en el que se realizan los siguientes pasos: diagnóstico, alternativas, escenarios, riesgos, resolución y retroalimentación.

9.- Árboles de decisión: se van derivando las consecuencias de la resolución en secuencia y los posibles cursos de acción a seguir.

Estos esquemas metodológicos para tomar decisiones son utilizados en las empresas y son adaptables al ámbito familiar. Vale la pena investigar cada uno de ellos.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo morir con buena salud financiera?
Cinco palancas para ahorrar
Ninis, gestación de una crisis financiera