Opinión

Menor expectativa de crecimiento, un fenómeno global

 
1
 

 

industria

La Encuesta Banamex de Expectativas correspondiente a la segunda mitad de junio situó el pronóstico de crecimiento económico local para 2015 y 2016 en 2.6% y 3.2%, respectivamente. Ambos estimados claramente por debajo de las expectativas con las que se abrió el año: 3.4% y 3.8%, en el mismo orden.

En el caso propio, tal estimado se ha reducido en el mismo periodo a 2.5% y 3.5% para este y el siguiente año, respectivamente, desde 3.4% y 4.4%. Los factores detrás de tal ajuste han tenido que ver en buena medida tanto con factores externos como internos.

Quizás el principal sea el desempeño industrial en EUA (factor externo), el cual resultó más débil de lo estimado, resultado del efecto conjunto de choques climático, laboral y competitivo.

Otro factor que intersecta el ámbito externo e interno son los bajos precios del petróleo y la caída en su producción a nivel local, lo cual ha afectado sensiblemente al sector minero y por ende al agregado industrial local.

En el campo local, un debilitamiento inesperado y transitorio en el sector construcción también abonó al menor desempeño respecto a lo anticipado a inicios del año.

Una vez dicho lo anterior, la merma en la expectativa de avance económico no ha sido exclusiva de México, de hecho ha sido un fenómeno generalizado. En particular, el desempeño económico tanto en el bloque desarrollado como emergente ha resultado en general menos favorable que lo inicialmente anticipado.

Por ejemplo, tomando las estimaciones de Citi Group para todo el mundo como una referencia representativa y contrastando los pronósticos de avance económico para 2015 de hace un año con los vigentes, tenemos que:

Primero, la expectativa para el mundo se ha reducido de 3.5% a 2.6%. En términos de bloques, tanto los países desarrollados como los emergentes han contribuido a tal ajuste. En el primer caso, el estimado ha caído de 2.5% a 1.9%. En el caso del bloque emergente, el mismo pronóstico ha descendido desde 5.0% a 3.7%.

Segundo, destacan la India y China por la mejoría en su estimado en el primer caso (de 6.5% a 7.9%) y estabilidad en el segundo (6.9%).

Tercero, Brasil y Rusia son ahora percibidas como economías en recesión. En el primero caso el estimado de crecimiento económico pasó de 1.2% a -1.4%. En el caso de Rusia, ahora el pronóstico se revisó de 2.3% a -3.0%.

Cuarto, en este mismo comparativo anual, la cifra de México se redujo de 4.0% a 2.5%.

El fuerte contraste en cifras no ha sido exclusivo de los estimados para 2015, los últimos años se han caracterizado por ajustes generalizados a la baja en las perspectivas de crecimiento.

De todo lo anterior destaca entonces que el deterioro en expectativas de avance económico es un fenómeno global, no es nuevo y sí fundamenta ciertas preocupaciones de que el mundo se encuentre en un proceso de estancamiento económico. En un escenario así, los potenciales de crecimiento económico se habrían ajustado a la baja tras la Gran Recesión de 2009. No obstante, el jurado todavía se encuentra deliberando.

Twitter:@joelvirgen

También te puede interesar

Tres reflexiones sobre el tipo de cambio

Qué esperar de Banxico esta misma semana

Significativa desaceleración de influjos de capitales a portafolio local