Opinión

Medios sin dinero público

 
1
 

 

Javier Duarte Ruta (ESpecial)

A sus 100 días de gobierno, Miguel Ángel Yunes nuevamente afirmó que Javier Duarte gastó más de ocho mil millones de pesos en medios de comunicación durante su nefasto gobierno; es decir, unos mil 300 millones de pesos al año. Ya en diciembre de 2016 Yunes había difundido esta cifra; sin embargo, ahora con las finanzas del estado en bancarrota, el nuevo gobernador se ve obligado a tomar la decisión de no usar recursos públicos para comprar publicidad (léase favores) en los medios de comunicación. Sea por no tener fondos para hacerlo o por encabezar un gobierno con principios y ética, el caso es que el gobierno de Veracruz dejará de comprar publicidad y se convierte en un ejemplo a seguir.

Hemos dicho en este espacio que el uso de recursos públicos para medios de comunicación debería prohibirse en todos los niveles de gobierno. Nuestros impuestos no deben ser utilizados para sostener estaciones de radio, televisoras, sitios de internet o diarios impresos, que deberían vivir de publicidad comercial y de sus lectores.

El dinero público en los medios está en el corazón de la cloaca del sistema político mexicano, al igual que el dinero ilegal en los procesos y campañas electorales. Se compra publicidad para que la cobertura sea favorable o menos negativa. Tomando la cifra de Yunes para Veracruz, y otras estimaciones que se han realizado, se calcula que entre recursos federales y los erogados en los 32 estados se destinan cerca de 40 mil millones de pesos anualmente para publicidad y propaganda en medios de comunicación. Esto equivale a todo el presupuesto de la UNAM para 2017, y a más del doble de lo que recibirá el IPN este año. Es inadmisible. ¿Podrían los legisladores federales hacer algo similar para el presupuesto de 2018? ¡Las finanzas públicas del país lo necesitan!

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Trabajadoras del hogar en México
La segunda vuelta sí funciona
¿Y aquí no pasa nada?