Opinión

Medios de comunicación y emprendedores


 
México de cambios nos ha tocado vivir. Luego de no tocar fibras estructurales básicas para incrementar la competitividad de nuestra economía, ahora todo urge y todo tiene que hacerse  a la de “YA”.
 
Reforma laboral, reforma energética, cambios a los ordenamientos fiscales básicos, reforma financiera, reforma a las telecomunicaciones, reforma política, reforma educativa y lo que se acumule en los siguientes meses.
 
 
Hay una reforma de la que nadie habla y que parece básico atender en México a pesar de que nadie presta atención a este rubro: la reforma a los contenidos en los medios de comunicación electrónicos.
 
 
En Mayo de 1988 el responsable de estos renglones editó (Editorial Nuestro Tiempo) un libro que lleva por nombre ESPACIOS DE SILENCIO, la Televisión Mexicana.
 
 
Bajo la coordinación de quien escribe y Víctor Manuel Bernal Sahagún (qepd) del tema de contenidos de la televisión mexicana y su paupérrima vinculación con la realidad mexicana escribieron personajes como Raúl Trejo Delarbre, Héctor Parker, Ciro Gómez Leyva, Javier Esteinou, Arturo González Esquivel, Jorge Muñoz y Virgilio Caballero entre otros.
 
 
La presentación del libro estuvo flanqueada por los comentarios de Don Miguel Ángel Granados Chapa y Fátima Fernández Christlieb, quienes se dijeron sorprendidos de la cantidad de propuestas para democratizar el mensaje televisivo y ligarlo a las necesidades nacionales.
 
 
En ese entonces el libro contó con la generalizada opinión que seguramente usted compartirá hoy, 25 años después, de que la televisión que se trasmite en México, que no necesariamente mexicana, sigue sin responder a las necesidades de la población.
 
 
Si usted hiciera una encuesta entre la población crítica en el país se daría cuenta de que los más consideran que la televisión está para entretener, pero no para agregar contenidos interesantes o necesarios a la población nacional.
 
 
Mucho se ha avanzado por supuesto. Antes cualquier crítica al sistema, al presidente, a las fuerzas armadas, a algún alto funcionario era severamente castigada a los concesionarios de los medios de comunicación.
 
 
Hoy esto es impensable y de la “triada intocable” que antes existía (Presidente, Ejército y Virgen de Guadalupe) sólo queda la figura de la Virgen como la figura que no debe ser  sujeta de críticas en los medios. Ya quisiéramos ver al valiente.
 
 
Pero aún en la perspectiva del avance democratizador, hay muchas áreas de oportunidad, como ahora dicen los políticos. Como la “reforma de contenidos”.
 
 
Por ejemplo: está prácticamente intocable la veta de aprovechar a los medios electrónicos y su capacidad de alcance en favor de la promoción económica nacional.
 
 
Problemas no hay para las grandes marcas. Están presentes gracias a multimillonarios contratos que finalmente pagamos los consumidores de sus productos. Pero Pymes no hay y mucho menos emprendedores.
 
Busque en la televisión mexicana contenidos coincidentes con este punto. No va a encontrar, excepto a Universo Pyme.
 
 
Recordamos  a ALEJANDRO GONZÁLEZ, entonces subsecretario para las Pymes y ahora (Coordinador General de Planeación del INADEM) segundo hombre fuerte de Enrique Jacob Rocha , Presidente del organismo cuando en una charla de amigos nos reconoció que uno de los faltantes en la política pública hacia Pymes radicaba y radica aún por cierto, en la ausencia de esquemas de promoción para el surgimiento de un sistema de comunicación que informe, alimente,  VINCULE al ecosistema emprendedor.
 
 
Y para que usted vea para qué sirve la comunicación relacionada con este mundo del emprendimiento y las MiPymes vale traer a colación la experiencia de un joven mexicano muy valioso, LUIS ARAMANDO BRAVO, director general de Probionics a quien Universo Pyme entrevistó por ocasión primera en 2009 si la memoria no nos engaña.
 
 
En ese mismo año una empresa Alemana de muy alto prestigio en el mundo de las prótesis contactó a Armando quien, para su conocimiento, es un muchacho que consiguió  la primera prótesis de codo a mano originada en México bajo las condiciones de respuesta del producto obtenido por este valioso muchacho.
 
 
La empresa aparentemente pudo vincularse con el inventor gracias a una columna de Universo Pyme en la que hicimos referencia al tema que interesó peculiarmente a los germanos, quienes primero quisieron comprarle el desarrollo a Luis Armando, luego, ante la negativa, quisieron contratar al desarrollador y ante la segunda negativa le ofrecieron irse a trabajar  como socio de la empresa en proyectos específicos bajo la promesa de colocarle como apoyo a ingenieros alemanes como soporte de sus investigaciones.
 
 
Luis Armando sigue en México y recuerdo cuando nos prometió que antes de 10 años tendría un “ojo biónico”. No sabemos si cumplirá en 10 o en 20 años, pero seguramente podrá hacerlo. La prótesis de Probionics es la más completa y barata en el mercado mundial y concede meses sin intereses a trabajadores mexicanos que hayan perdido una extremidad superior por accidente de trabajo o por otras razones.
 
 
Ese es el esfuerzo de vinculación que debe de involucrar a los medios de comunicación con una necesidad económica que ahora plantea la “producción” de una generación de emprendedores.
 
 
¿Cree que los concesionarios, en general, sin tratar de ofender a nadie y reconociendo la perversidad de la generalización de aseveraciones, están interesados en articular productos de comunicación que muestren el talento emprendedor del mexicano?
 
 
¿Cree usted que los concesionarios de medios electrónicos han conseguido articular políticas de comercialización diferenciadas hacia las Pymes o emprendedores para facilitarles el uso del poder de convocatoria o de la difusión colectiva que caracteriza a estos medios?
 
 
El autor no lo ve pero tampoco lo cree.
 
 
¿Es iluso pensarlo y estúpido quien defienda esta visión?
 
 
Probablemente en otro país no, pero en México, sí, sin posibilidades de equivocarnos.
 
 
direccion@universopyme.com.mx