Opinión

Me siento vulnerable, muy vulnerable


 
 
 
Particularmente cuando el software antivirus me pide iniciar un chequeo completo del sistema y termina por arrojarme un tache o signo de admiración, gritándome.
 
Me dice, palabras más, palabras menos: “Falta la copia de seguridad; su equipo no está 100 por ciento seguro”. Ahí es cuando me doy; no puedo más, y abandono el blindaje mi computadora.
 
Mi operación periodística ha funcionado como si yo fuera microempresa. Esto me categoriza como Pyme. Soy sujeto de las promociones de software que se venden en línea o en Office Depot. La ventaja de estar en esa categoría es que la operación de una oficina es más flexible; la desventaja, que las Pymes son olvidadas por parte de los integradores de software y por las empresas llamadas 'canales', que son quienes distribuyen los productos de las corporaciones de software global.
 
El tema de la seguridad es clave en las Pymes. Al ser pequeñas, no cuentan con un departamento de sistemas. Son vulnerables, y son sujetas de todo tipo de hackeos, malware, fraudes cibernéticos y robos de identidad. Hace pocas semanas, la empresa de seguridad en sistemas Symantec liberó resultados de una encuesta global que revela datos escalofriantes. Quizá el más relevante para América Latina es que 40% de las empresas no se considera muy segura en cuanto a la protección de su información.
 
Symantec es una empresa muy activa en la materia. Su producto denominado 'Norton' es ampliamente conocido lo mismo por grandes corporaciones que por pequeñas empresas. En otro reporte reciente, de amenazas de Internet, señala que 50% del malware creado para dispositivos móviles fue diseñado con los propósitos de dar seguimiento estrecho a nuestros movimientos y de robar nuestra información. El malware móvil crece a una tasa de 58%.
 
¿Más datos de miedo?
 
Actualmente hay más de 5,291 huecos de sistema en el software que todos usamos. Cada hueco pone en riesgo los datos de identidad de más de 600,000 personas en el mundo. En cuanto a empresas, la industria más atacada de todas es la manufacturera. Y en cuanto a funciones, los ataques van dirigidos a las áreas de investigación y desarrollo, en primer lugar; y en segundo lugar… al área de ventas.
Twitter: @SOYCarlosMota