Opinión

¡Máximo 5!, no se emocionen

1
 

 

Petróleo

El más reciente número de la prestigiada publicación Financial Times, LatAm Confidential, dedica una sección de su contenido al desarrollo e implementación de la reforma energética en México, particularmente en hidrocarburos (farm outs y Ronda Uno).

El primer efecto de la caída del precio, dice el FT, se ve ya en la dificultad de Pemex, la SHCP y la CNH para migrar los contratos previos a la reforma y comenzar las nuevas licitaciones tan anunciadas. Además, LatAm Cofidential destaca dos temas sobre las bases de licitación publicadas el 11 de diciembre que son de llamar la atención. El primero, la limitante para que las empresas que participen en la Ronda Uno sólo puedan ser parte de un consorcio. Y el segundo, que un consorcio no podrá participar en más de cinco áreas contractuales (se refiere a los bloques para explorar y producir petróleo).

El Financial Times se pregunta si estas restricciones tienen sentido en un momento en que el precio de la mezcla mexicana no llega a los 40 dólares por barril. Si bien hay estimaciones de que en el mediano plazo el precio podría “estabilizarse” cercano a 50 dólares por barril, la pregunta es relevante y atinada.

¿Por qué sólo un consorcio? Una petrolera como Exxon, BP o Petrobras, entre otras, podría estar interesada en asociarse con un grupo de empresas para campos maduros y/o aguas someras, y tener otro consorcio distinto para aguas profundas. Sería natural que así lo hicieran dadas las características tecnológicas de la exploración y producción en áreas tan distintas. ¿Cuál es la razón para prohibir esta flexibilidad en sus estrategias de negocios? ¿No inhibe el atractivo de la Ronda Uno? ¿Para qué limitarlas así? En el mismo sentido, se pregunta el FT, ¿por qué restringir su participación a cinco bloques? ¿No sería mejor que pudieran competir por los 14 que se licitarán?

El espíritu de la reforma es promover un mercado energético en México; un mercado donde el Estado pueda extraer la más alta renta petrolera, en el menor tiempo posible. Propiciar la mayor y más sana competencia entre los participantes es fundamental para lograr este doble objetivo. Ya es tarde para reformular las bases de esta ronda. Habrá otras. México tendrá que ir aprendiendo de sus errores y aciertos para desarrollar una verdadera industria en energía.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
¿Morena contra PRD?
¿México, igual a Ficrea?
2015, año de implementar