Justicia en la CDMX: el colapso predecible
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Justicia en la CDMX: el colapso predecible

COMPARTIR

···

Justicia en la CDMX: el colapso predecible

27/09/2017
1
 

 

sismo
,

Los daños sufridos en diversos inmuebles que alojan juzgados civiles de la Ciudad de México nos regresan de golpe a la situación vivida en 1985. El siniestro desnuda la endeble infraestructura de un Poder Judicial que por décadas ha estado sumido en la escasez y la indiferencia. El propio inmueble de la calle de Niños Héroes, sede de la mayor parte de juzgados locales en la Ciudad, a punta de viguetas y soldadura es un sobreviviente reconstruido de los sismos del 85.

La tentación inmediata es, en automático, sumar estos inmuebles a los muchos que en la Ciudad de México, Puebla y Morelos resultaron afectados por la fuerza del movimiento, pero hay que tener memoria para dar dimensión al colapso y sentido a la reconstrucción.

La primera pregunta que surge, por inevitable, es la que recuerda el propósito postergado de contar con una 'ciudad judicial'. Un espacio diseñado y construido para albergar juzgados familiares, civiles, mercantiles y salas de mediación, habilitadas para contener los miles de voluminosos y pesados expedientes que cada tribunal archiva rutinariamente. En los juzgados actuales, que son edificios de oficinas o departamentos improvisados como cortes judiciales, no existen los elementos estructurales necesarios para el número de usuarios y empleados que los habitan, ni mucho menos para soportar el sobrepeso de la justicia dilatada. Eso no es nuevo, eso ya lo sabíamos, era sólo cuestión de tiempo. La otra pregunta es la relativa a la postergada digitalización de los expedientes y escritos. La demora en dotar de mínimas tecnologías baratas y disponibles a los juzgados para trabajar con documentos virtuales, que facilitarían el trabajo y reducirían el tiempo y la demanda de espacio y personal.

Lo que viene ahora es la pausa en los procesos, indefinida, ominosa, costosa y evitable. Miles de expedientes que pasarán a las pilas de damnificados, para esperar por meses para ser rehabilitados.

Propietarios que no podrán cobrar la renta; niños a los que posiblemente no llegará la pensión alimenticia reclamada; cheques sin fondos cuyo pago podrán los libradores seguir eludiendo. La justicia de todos los días, la que nos dijeron que 'sí importaba', ignorada, marginada, olvidada en medio de otras muchas prioridades. En el caso de hospitales, escuelas y edificios públicos la responsabilidad de las autoridades de elegir y construir edificaciones antisísmicas es ineludible. En 1985 podíamos aun alegar inexperiencia, ahora…era solo cuestión de tiempo.

Los dos inmensos retos que tiene el Poder Judicial de la Ciudad de México es la de encontrar o recuperar espacios que permitan las labores mínimas de operación segura que se requieren para reanudar servicios. La otra, la de mayor envergadura, desarrollar la infraestructura que permita una justicia expedita y neutral. Las réplicas del sismo tomarán forma como expedientes judiciales en poco tiempo: juicios sucesorios, reclamaciones a aseguradoras, demandas a constructoras, recursos para promover o impedir demoliciones, y los muchos etcéteras que los reclamos ciudadanos por justicia habrán de sumar. Esta vez, debemos exigir que exista respuesta. 

,

Correo: mjalife@jcip.mx

También te puede interesar:
Inicia súbitos aseguramientos PGR
​Un año de oposición de marcas; ni bueno ni malo...
​Solicitan ampliar Denominación de Origen del Mezcal

,

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.