Tres tips para mejorar la capacidad de seguimiento en la empresa
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tres tips para mejorar la capacidad de seguimiento en la empresa

COMPARTIR

···

Tres tips para mejorar la capacidad de seguimiento en la empresa

25/06/2018
Actualización 25/06/2018 - 15:25

Adrián le encarga a Lisa una llamada para una fecha futura. Espera que esa conversación concluya en una venta que hoy no está siendo posible. Por descuido conjunto, la llamada no ocurre oportunamente o, peor aún, no sucede nunca.

Diana le encarga a Julio el monitoreo constante de un asunto. Ella espera que cierta evolución favorezca las condiciones para construir determinado resultado. Por impericia profesional colectiva, ciertos hechos no son captados y la oportunidad para accionar sobre ellos se retrasa o, peor aún, se acaba perdiendo.

Así, entre tareas o acciones descuidadas, entre ideas o proyectos no tutelados con diligencia, las empresas producen considerables errores evitables o pierden un número relevante de oportunidades.

En su definición más simple, el seguimiento es una observación detallada y actividad constante. Implica el cuidado o la tutela de alguien, tan pormenorizada como el caso lo requiera, con el objetivo de que algo se lleve a cabo sobre un tema o sobre una persona.

¿Cómo evitar o atenuar que en nuestra organización haya pérdidas relacionados con falta de seguimiento?

1. No justifique su falta por olvido.- Nadie puede memorizar todo. Por ello hay registros, archivos y expedientes (físicos o digitales). Cuando hay falla u omisión y el responsable argumenta olvido, se debe de observar el cuidado del método y no justificar el acto. Y no es que no pueda haber un descuido involuntario, es que un buen proceso suele contemplar mucho o todo lo que se requiere para cada responsabilidad.

2. Apoye su método en un sistema.- En ese orden. Un sistema debe ser reflejo de un método de operar o hacer negocio. Cuando un equipo gravita en torno al método adecuado, suele estar obligado a repasar cuanto es oportuno. Adopte uno o desarrolle el propio, pero es la rutina de procedimiento la que permite mantener en la memoria fresca lo necesario para cada jornada o vencimiento.

3. Relacione la tarea con el valor a construir.- Cuando la persona no tiene claro el valor o el efecto del seguimiento apropiado, es posible que minimice o relativice el impacto de su accionar. No es nada más encargar un algo, sino generar conciencia de la trascendencia del acto o la omisión.

Prácticamente no hay empresa donde la dinámica de la actividad productiva no ofrezca espacio de mejora en las capacidades de seguimiento individual o colectivo. Desde tareas simples de aparente poca trascendencia hasta proyectos de alta complejidad estructural, la competitividad de un negocio se puede incrementar de manera relevante con sólo mejorar esa capacidad.

Y es que el buen seguimiento, convertido en virtud, permite a personas y organizaciones un accionamiento agudo sobre diversas actividades, para persistir en el logro de un propósito o para poder tomar decisiones acertadas en el tiempo.

Por ello se entiende que el pensador inglés Benjamín Disraeli soliera repetirle a sus colaboradores, “en la vida, como en los negocios, triunfan más los persistentes que los inteligentes”.

Somos 89 millones 123 mil 335 mexicanos en el listado nominal que estamos convocados a decidir a quién le otorgaremos el Poder Ejecutivo federal y la representación por entidad federativa, distrito o circunscripción plurinominal en las cámaras que integran el Poder Legislativo federal.

Llueve, truene o relampaguee, quienes creemos que en nuestro país debe de afianzarse una democracia representativa y plural debemos acudir a nuestra casilla electoral a votar el domingo.

Y como a México no le sobran demócratas responsables, propongo que los padres de familia hagamos de nuestro acto jurídico-electoral una buena ocasión de aprendizaje familiar.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.