Opinión

Más voces del PRI contra el gasolinazo

    
1
 

 

ME Gasolina o ideología. (Shutterstock)

En definitiva el gasolinazo continúa afectando internamente al PRI, ya que algunos no entienden cómo su presidente nacional, Enrique Ochoa, aprueba esta medida, cuando este año hay elecciones en cuatro entidades y el próximo son las federales.

En esta ocasión la crítica púbica le correspondió a los exgobernadores de Oaxaca, Ulises Ruiz y de Yucatán, Ivonne Ortega.

La diputada federal decidió responder con 10 acciones a la pregunta del presidente Enrique Peña Nieto de “¿ustedes qué hubieran hecho?” y señaló que con ellas sería “el esfuerzo, el talento y la dedicación lo que marque nuestro destino en la vida y no dónde ni cómo nos tocó nacer”. Así o más duro.

Entre las acciones que propuso están: recortar las asignaciones de recursos públicos a partidos políticos y bajar sueldos al presidente, diputados, senadores, gobernadores y altos funcionarios; reducir impuestos a los combustibles; eliminar gastos de publicidad gubernamental; transparentar los ingresos del petróleo, y apostar a los ferrocarriles para bajar el precio del transporte de productos, entre otras.

Mientras que la Corriente Democracia Interna, a la que pertenece Ulises Ruiz, le envió una carta a Enrique Ochoa en la que en primer término le explica que “un partido político que no está del lado de las mayorías, está condenado al fracaso”, al referirse a sus declaraciones sobre el gasolinazo.

Lo invitan a reflexionar sobre su capacidad de conducir al PRI hacia una urgente refundación para que pueda presentarse como una opción de gobierno y de lo contrario le exigen que renuncie al cargo y convoque a una asamblea nacional.

Estas críticas se suman a las realizadas por los gobernadores de Sonora, Claudia Pavlovich y de Jalisco, Aristóteles Sandoval, así como a toda la molestia que se escucha por parte de los priistas en todos lados, en las que señalan que no imaginan cómo el PRI podrá ganar en los próximos comicios.

¿TONTO Y HONESTO?
Fernanda está realmente en conflicto, ya que tuvo grandes costos por no aceptar la corrupción y todavía se pregunta ¿por qué cuesta tanto ser un buen ciudadano?

Quiere hacer la diferencia y no está de acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto en que la corrupción “está en todos los órdenes de la sociedad y en todos los ámbitos. No hay alguien que pueda atreverse a arrojar la primera piedra”.

Y por ello, cuando llegó unos minutos después de que se acabara el tiempo del parquímetro a su coche, estacionado en Ozuluama y Avenida México, sabía que tendría que pagar una multa de 592 pesos.

Todavía estaba el trabajador de Eco Park que opera en las colonias Polanco, Roma, Condesa, Anzures, Las Lomas y La Florida, con dos oficiales de la Policía, quienes le dijeron que los ayudara y no había problema, ya que daría menos dinero y se evitaría buscar un lugar dónde pagar y el tiempo de espera para que le quitaran la araña.

Fernanda estaba decidida a hacer la diferencia y obvio se fue a pagar a la tienda más cercana, pagó y llamó para que dejaran libre su coche a las 15:38 horas y tuvo que esperar hasta las 16:44 para que quitaran el artefacto de la llanta.

Después interpuso su queja y con la seguridad de que no servirá de nada, buscó todo el día subir su ánimo y convencerse de que a pesar de que todo esté puesto para la corrupción, vale la pena ser honesto. Y asegura con rabia: “no digan que es tontería”.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Abren la puerta a la represión
Alianza, hasta fecha límite

​Aprueban muerte digna