Opinión

Más vale la prosperidad
de muchos que la de uno solo

En julio pasado los líderes de los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), reunidos en su sexta cumbre celebrada en Fortaleza, Brasil, anunciaron conjuntamente la creación del Banco de Desarrollo del BRICS y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia del bloque, lo que acaparó la atención mundial y generó amplias repercusiones.

El Banco de Desarrollo del BRICS será la primera institución financiera multilateral creada de manera independiente por los países en vías de desarrollo, lo cual no sólo reviste una gran importancia para los miembros del BRICS, sino que también constituye un hito trascendental en la cooperación entre las naciones en desarrollo. Asimismo, tendrá un impacto de largo alcance y significativo en mejorar aún más el sistema financiero internacional y promover un crecimiento económico global sano y sostenible.

Primero, el Banco de Desarrollo del BRICS y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia contribuirán a fomentar el desarrollo conjunto de las naciones del bloque. En los últimos años, los países del BRICS se han convertido cada vez más en una importante fuerza al aportar más de 50 por ciento al crecimiento económico mundial durante la última década. Aunque las economías de los países del BRICS han presentado ciertos altibajos en los últimos tiempos, siguen siendo las que cuentan con mayor potencial en el mundo. La creación del Banco de Desarrollo del BRICS y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia permitirán a estas naciones explorar en mayor medida sus potencialidades de cooperación, aumentar la colaboración entre ellas en sectores estratégicos como infraestructura, recursos energéticos, finanzas e inversión, e impulsar un desarrollo estable de los miembros del bloque, haciendo de esta manera mayores contribuciones a la economía mundial.

Segundo, el Banco de Desarrollo del BRICS y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia ayudarán a fortalecer la cooperación beneficiosa entre los países en desarrollo porque es uno de sus objetivos, poniendo énfasis en la colaboración e inversión en estas naciones con el propósito de profundizar la cooperación práctica en diversas áreas.

Actualmente los países en vías de desarrollo se encuentran en un nuevo punto de partida histórico de alcanzar un mayor desarrollo y ascenso, pero se enfrentan a una gran escasez en materia de infraestructura, financiamiento y recursos económicos. El nuevo banco multilateral y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia aprovecharán las ventajas que ofrecerá el mecanismo de cooperación financiera independiente, dando prioridad a las necesidades de las naciones en desarrollo para inyectar nueva vitalidad a la cooperación Sur-Sur en la nueva era y establecer un modelo de la misma.

Tercero, el Banco de Desarrollo del BRICS y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia constituirán un complemento útil al sistema financiero internacional. La crisis financiera internacional de 2008 ha evidenciado la deficiencia de los actuales mecanismos de gobierno global, los cuales requieren una mejora continua. La creación del citado banco y del arreglo demuestra que los BRICS han tomado acciones positivas para subsanar los defectos funcionales de las instituciones financieras internacionales, lo que contribuirá a promover la reforma y el perfeccionamiento del actual sistema financiero internacional y la estabilidad y el desarrollo de la economía mundial.

Desde la creación del mecanismo de cooperación de los BRICS en 2009, el diálogo y la cooperación entre ellos han venido profundizándose incesantemente, lo cual ha convertido al BRICS en una importante fuerza en ascenso. Como integrante del BRICS, China es el mayor país en desarrollo y miembro importante de las naciones emergentes y siempre se apega al concepto de cooperación internacional basado en la paz, el desarrollo, la cooperación y beneficios mutuos. Asimismo, el gigante asiático es un promotor activo de la reforma y la mejora constante del mecanismo de gobierno global. China ha dado todo su apoyo a la creación y el funcionamiento del Banco de Desarrollo del BRICS y el Arreglo sobre Reservas de Contingencia y ha unido sus esfuerzos a los de otros miembros del bloque desempeñando un rol muy importante en los asuntos concernientes.

En el contexto de la globalización, la cooperación práctica entre los miembros del BRICS favorecerá tanto el progreso de los países en vías de desarrollo como la estabilidad de la economía mundial y la recuperación y el crecimiento de las naciones desarrolladas. Entre tanto, la reactivación de estas naciones también será benéfica para la prosperidad de los países en desarrollo, incluidos los BRICS. Un dicho chino reza: “Más vale la prosperidad de muchos que la de uno solo”.

Espero que todos los países del mundo se adhieran al concepto de cooperación basado en ganancias compartidas y realicen esfuerzos incesantes para promover el desarrollo conjunto y la prosperidad común.