Opinión

Más recursos para mantener
al avispero en casa

Le invertimos o se nos va a seguir yendo el talento.

En el mundo existe un furor por proyectos emprendedores. Los vinculados con Tecnologías de la Información llaman más la atención por su capacidad para generar rápidamente utilidades espectaculares al poderse aplicar en un mercado generoso en número como son las computadoras, teléfonos, tablets, entre otros dispositivos.

Para motivar la producción de empresas en este terreno, han surgido concursos de “start up” en al menos 60 países en el mundo para conocer nuevas propuestas de servicios o productos. Start up refiere a una empresa en proceso de creación o posible inicio de actividades.

La dinámica ha dado tan buen resultado para algunos inversionistas que ahora hasta “modelos” de concursos existen y están a la vista concursos mundiales de Start Up en las que compiten proyectos ganadores de otras iniciativas nacionales, regionales o multirregionales.

Estos 60 concursos semestrales, anuales, se efectúan en 45 países distintos. Desde luego que Estados Unidos destaca por la cantidad de ciudades que de esa nación participan en estas dinámicas que son no sólo atractivas, sino divertidas las más de las veces.

México recientemente ha sido invitado a tener una expresión en estas contiendas de ideas de empresas. A un evento que concluye formalmente en Austin Texas ya ha sido invitado en un par de ocasiones con muy buenas referencias.

Esta iniciativa lleva por nombre “Start Up Bus” donde diversos grupos de jóvenes que no se conocen entre sí se suben a un camión y en un trayecto de un par de días dan forma a una empresa, un modelo de negocio que presentan a un jurado y posibles inversionistas cuando llegan a su destino final.

Por ahí hubo una iniciativa mexicana premiada ya en la final de la que dimos parte (Host Spot.com). Pero el caso no es sólo que la iniciativa gane sino lo que viene después. En el caso que referimos los muchachos de Host Spot se quedaron varias semanas en Estados Unidos cursando un proceso de aceleración con una organización llamada “Manos” y que apoya iniciativas empresariales de jóvenes latinos.

El padre de Jennifer López es uno de los socios de esta aceleradora.
Pero no se trata de que no reciban ayuda en el extranjero. El “modelo de apoyo” de “Manos” concedió muchos apoyos por el 5 por ciento del complejo accionario de una empresa que se constituyó en Delaware, Estados Unidos.

En Chile ofrecen 50 mil dólares a este tipo de empresas, no importando que no sean de chilenos o no participen chilenos en ellas, para que sean empresas chilenas y generen empleos en Chile.

Es decir; estos concursos generan oportunidades de negocio que capitalizan países en desarrollo o desarrollados que no invierten en sus jóvenes pero atraen empresas con alto potencial de crecimiento y generación de riqueza.

Hasta ahora los muchachos mexicanos con muy buena actitud y magníficas ideas han llamado mucho la atención en estos eventos y señalan, claramente, que su idea no es salir del país y ni siquiera aceptar dinero o terrenos y apoyos para trasladarse a alguna otra nación, sino quedarse en México. “Pero el apoyo que nos ofrecen no es suficiente como para que podamos salir adelante y concretar nuestras ideas”.

Ahora más que nunca el Inadem mueve al avispero lo que demanda del Congreso y del gobierno federal “canicas” suficientes para que el talento se quede en México y no emigre hacia otros territorios.

Opine usted: direccion@universopyme.com.mx