Opinión

Más cine mexicano, menos impuestos y apoyo a Pymes, sugerirán a Mancera

Trabajadores de la producción cinematográfica en el país solicitarán al Gobierno de Miguel Ángel Mancera retomar políticas públicas que permitan que México retome el papel que en otros años tuvo como sede de producciones extranjeras.

Antes, en la década de los años setenta, ochenta e incluso algunos primeros de la década de los noventa, nuestro país se encontraba en las listas de predilección de producciones mundiales con un tercer lugar en las preferencias de las grandes empresas de la producción cinematográfica mundial. Hoy se encuentra por debajo del lugar 40.

Hemos perdido competitividad y esto ha afectado no solo a las inversiones que llegan con ese propósito, sino también a la generación de empleo e incremento de las destrezas del talento mexicano, un talento que en otras épocas era plenamente reconocido por la industria internacional a tales extremos que llegaban a filmar específicamente en México no solo por sus escenarios naturales sino sobre todo por la calidad de los trabajadores especializados.

Políticas fiscales que nos hicieron perder competitividad , voracidad de algunas políticas ante la importación de equipos destinados a la producción, no respeto a lo que la actual ley marca como necesario para la exhibición de películas producidas en México e imposibilidad de competir con mega presupuestos para publicidad de las cintas extranjeras han golpeado no solo a los productores de cine mexicanos, sino al resto de la industria que hoy ya no vive sus mejores épocas, aquellas en las que el sindicato representaba a dos mil 500 trabajadores. Hoy no sobrepasan los 450.

En cuanto a políticas fiscales, los trabajadores señalan que las empresas que producen cine cuentan internacionalmente con exenciones impositivas o regresos de impuestos pagados que van del 17 por ciento en Costa Rica, 20 por ciento en República Dominicana, 20 por ciento en Colombia y 30 por ciento en Australia. Hoy México concede un 7.5% calificado por los trabajadores sindicalizados como “mediocre” beneficio para empresas productoras del extranjero.

Si contamos el número de filmes que tuvieron la decisión de filmar en México el año pasado se llegó a 129 películas cuando en aquella época de oro del cine mexicano, citan, hay registros de más de tres mil películas, corto y largo metrajes.

Antes incorporar tecnologías para la producción cinematográfica no representaba trámite fiscal que implicara pagos y ahora se hace para cerrar la puerta, dice el Gobierno Federal, a que esos equipos en lugar de regresar a sus países de origen puedan quedarse indebidamente en nuestro país.

Pero lo que más ha desmotivado la presencia de una actividad cinematográfica que preferentemente realizan empresas Pyme , es el que no se respete la ley que señala que el 10 por ciento de la cartelera debe ser exclusivamente para la exhibición de cintas producidas en México por empresas mexicanas.

Antes era el 30 por ciento como monto obligado y con el TLC se bajó a 10 por ciento. Hoy en día ni el 10 por ciento se cumple.

Hay películas que han tardado 9 meses en producción y postproducción y su exhibición se reduce a siete días en pocas salas de las más de tres mil que hay en toda la nación.

El Sindicato de trabajadores, técnicos y manuales de la producción cinematográfica participarán en la EXPO PYME 2014 CDMX del 29 septiembre al 1 de octubre. Entrada gratuita.

Correo:direccion@universopyme.com.mx