Opinión

MARIO RODARTE: El nuevo juego perverso

10 febrero 2014 5:19 Última actualización 03 julio 2013 5:4

 
 
Mario Rodarte
 
Continúan los procesos contra algunos personajes corruptos, detectados por quienes tienen la capacidad de denunciar y dar seguimiento a los casos, de manera que no suceda lo que en la mayoría de estos casos: al final no pasa nada. A un exgobernador ya le fue dictado auto de formal prisión, mientras que otro se niega a pagar la fianza que le fue establecida y sólo sale a declarar lo que toda esta nueva clase de corruptos, que se trata de una persecución política y que el dineral que tienen y ostentan sin ningún recato lo hicieron a lo largo de sus largas trayectorias laborales como leales funcionarios públicos.
 
Sí chucha, nada más falta que nos cuenten que de niños sus respectivas progenitoras tenían y atendían su propio puesto de tamales y atole afuera de sus escuelas y poco a poco se hicieron de un local, luego otro y así, hasta que ahora la venta de cada franquicia les deja varios miles de dólares.
De nuevo, sí chucha, aquí estamos sus babosos que creemos todo lo que nos digan.
Todavía hay otro exgobernador que por alguna extraña razón que desconoce la ciudadanía y que no le ha sido aclarada, (y posiblemente nunca se le aclare), recibió una especie de beca para radicar en el extranjero, no haciendo nada y permitiéndosele recibir el producto de sus rapacidades hasta la comodidad de su nuevo hogar, allende el océano, incluyendo un pequeño estipendio para que pueda pagar los servicios de jardinería, cocina y otros, tan necesarios e indispensables para poder declarar que uno vive dignamente en la medianía que proporciona el haberse retirado de un puesto público.
Hace unas cuantas décadas esta hubiera sido una historia que pelearían algunos novelistas surrealistas, o directores de cine para escribir un guión de una película que todos recordaríamos con gusto. Desafortunadamente las cosas en realidad no son así, sólo que al mexicano promedio, ese que deja el hígado en las finales de fútbol cuando su equipo, por décima quinta ocasión, queda en segundo lugar, o es eliminado siendo favorito, no la cree del todo.
Mejor sería decir, que como buen mexicano, ya le vale.

Para que no gastemos lo poco que nos queda de hígado después de las brillantes y extraordinarias actuaciones de la escuadra nacional de fútbol, debemos mencionar que precisamente ayer le echaron el guante a un alto funcionario del Banco Vaticano y causó la renuncia de otros funcionarios, que deben estar recordando las palabras de Francisco, cuando mencionó que las sotanas no tienen bolsillos, precisamente para no tener que usar cartera.

No es la primera vez que trasciende a la opinión pública un caso de estos, aunque es de esperarse que Francisco actúe y no deje títere con cabeza; declaró que la iglesia debe aprender a ser humilde y abandonar sus prácticas de excesos, en varios temas y poco a poco ha ido dando muestras de que mantiene el dedo en el renglón.

Ojalá que aquí la autoridad mantenga su intención de seguir echándole el guante a los corruptos nacionales, que abundan, con lo cual la sociedad podría estar un poco más satisfecha acerca de que algo ha logrado la nueva administración.
La historia del nuevo juego perverso sigue y nada más ver el anuncio que hicieron los gobiernos de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana para proteger a sus migrantes a su paso por el territorio nacional, para recordar a los señores uniformados de verde, y otros sin uniforme, que se dedican a extorsionar gente necesitada.
Si en lugar de cargarle la mano a los que sólo tienen para llegar al sueño americano y luego a ver qué comen y dónde viven y se dedicaran a interceptar las transferencias de los nuevos ricos productos de sus raterías contra el erario, la cosa sería diferente.
Parte del producto de su nueva actividad la podrían dedicar a financiar algunas obras que están escasas de recursos, como puentes y carreteras y ya entrados en gastos, podrían hacer donativos de computadoras para escuelas rurales, agregándole lo que hay que gastar para darles conectividad y capacitar a sus maestros, tarea que no va a ser fácil, pero alguien la debe hacer.
De esta forma, podríamos sugerir a algunos medios dar seguimiento de los movimientos del Fondo para la Atención de los Más Necesitados (FAMN), creado y administrado por los Sustractores de Rentas Mal Habidas, A.C. (Suremhaac) y hasta darles espacios para entrevistas en radio y TV.
Serían más populares que el Chepo, sin duda y si con los productos de sus sustracciones financiaran contenidos para radio y televisión pública, para atender a sus seguidores, serían más populares que cualquier cacique mediático actual.

De alguna manera debe iniciar un cambio de actitudes y valores ciudadanos; basta de ver y sufrir la corrupción y no hacer nada, o de hacer el ridículo como ese líder de partido político que declara que se sale del pacto porque no se cumplieron los acuerdos de caballeros firmados, para que los gobernadores no se entrometieran en los procesos electorales y menos con recursos distraídos de otros usos alternativos, para orientar el voto.

De plano habría que darle un curso de inducción a este líder y a otros, que al parecer no saben en donde viven, ni con quien se juntan. Dime con quién andas y te diré quién eres, y de que el árbol que nació torcido nunca su rama enderezará, es algo tan sabido que bueno, mejor ahí lo dejamos.

rodartemario@hotmail.com