La pelea más grande en la historia de UFC, Conor McGregor vs. Khabib Nurmagomedov
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La pelea más grande en la historia de UFC, Conor McGregor vs. Khabib Nurmagomedov

COMPARTIR

···

La pelea más grande en la historia de UFC, Conor McGregor vs. Khabib Nurmagomedov

04/10/2018
Actualización 01/11/2018 - 21:10

Mucho tiempo tardó para poder concretarse una pelea de esta magnitud en las Artes Marciales Mixtas. Poco más de 25 años para ser más exactos y tan solo 3 minutos bastaron para que los boletos se agotaran para este 6 de octubre en el UFC 229, desde el T-Mobile Arena en Las Vegas, Nevada.

Y, ¿por qué tanta expectativa ante este combate? Bueno, son tantos los motivos que es hasta difícil comenzar a enumerarlos. Por un lado, el campeón Khabib Nurmangomedov está invicto en 26 combates, 10 de ellos dentro del UFC, y por impresionante que parezca, el peleador ruso nunca ha perdido un solo round en toda su carrera.

Falta hablar de quien llega como retador, el peleador más popular en la historia del UFC, Conor McGregor, quien nunca perdió el título de las 155 libras (aunque tampoco defendió su cetro), sino que le fue retirado por falta de actividad.

Conor es, sin lugar a dudas, un fuera de serie. Como él mismo lo dice a menudo, es un peleador en su propia clase. No sólo ganó el título de las 145 libras al noquear al -en ese entonces- invicto en 10 años José Aldo en cuestión de pocos segundos, sino que repitió la hazaña al noquear al entonces campeón de las 155 libras, Eddie Álvarez (conquistando así 2 títulos en simultáneo) en una pelea que dominó por completo y que finalizó fácilmente en el segundo asalto. Conor, como Khabib, tiene también 10 victorias dentro del UFC, de las cuales sólo en 2 ocasiones llegó a la distancia, las otras 8 victorias fueron finalizadas antes de concluir el combate por KO o TKO. Esa una diferencia notable con Khabib Nurmagomedov, quien ha definido únicamente 4 de 10 victorias, ganando 6 por decisión unánime; sin embargo, tenemos que reiterar que el campeón ruso nunca ha perdido un solo round en su carrera invicta en 26 combates.

En una pelea tan equilibrada como ésta, más que predecir un ganador pienso que es más sensato analizar cuál sería la vía para la victoria de cada uno. Es una pelea clásica de estilos y estrategias muy definidas.

Khabib es el más alto nivel en peleadores a ras de lona, con unos derribos casi imparables y un golpeo y control nunca antes visto dentro del octágono, con ejemplos notables, como sus combates con Edson Barboza y Michael Johnson. Será muy importante poder conseguir el primer derribo para Khabib temprano en la pelea, pero sin precipitarse, ya que si lo hace, podría hacer uso de su brutal golpeo a ras de lona, para hacer un daño inicial del cual Conor quizá no se podría recuperar durante todo el combate (Khabib acostumbra hablar con sus oponentes mientras los controla y castiga con su brutal golpeo a ras de lona, haciendo gala de su alto nivel de Sambo Ruso, e imponiendo un juego psicológico muy frustrante para sus oponentes), este sería el camino mas probable para la victoria de Khabib, vía TKO en el segundo o tercer asalto. Podría quizá llegar también una sumisión, o si no lo finaliza, pero logra derribar y controlarlo, le espera una larga noche a Conor McGregor como hemos visto hacer a Khabib Nurmagomedov innumerables veces y propinar una paliza durante el combate entero a su oponente en ruta a una decisión unánime.

Ahora veamos... Conor McGregor es en verdad un peleador único en la historia, y es por su parte un estilo totalmente opuesto al del campeón Khabib, un maestro en mantener la distancia, crear un muro de golpes que delimita una distancia, y que hace extremadamente peligroso el acortar la misma, dada su precisión quirúrgica, su poder paralizante y un timing perfecto, proveniente en gran parte del elemento que en mi opinión lo hace más peligroso, su mente.

Conor posee una claridad mental única en el momento del combate, una calma que hace que pueda realizar movimientos perfectos en el momento en que todos los reflectores están puestos sobre él, ahí es cuando más brilla, es difícil vencer la confianza, y Conor tiene esa confianza siempre a tope.

Tiene también sin lugar a dudas una técnica única y especial, en ángulos nunca antes usados con esa eficacia, y un contragolpe del más alto nivel que se haya visto.

La pregunta obligada: ¿quién gana? Quien pueda llevar la pelea al terreno que le conviene. Las estrategias son muy claras, si bien Khabib ha noqueado y Conor finalizado a sus oponentes en el piso anteriormente, es poco probable que eso pase en este combate. El que pueda llevar a su elemento y sacar provecho de ello será el vencedor. Khabib por su parte, tiene también la confianza de no haber perdido en 26 combates, toda su carrera, ¡y ningún solo round! Si consigue derribar y controlar a Conor al principio, ganará confianza e irá haciendo lo que lo llevó a ser campeón, derribar y destruir a golpes a sus oponentes, pero si no consigue establecer el combate en ese terreno y Conor logra defender efectivamente los primeros intentos de derribo y comienza a forzar al peleador ruso a entrenar fuera de tiempo, Conor no necesita de muchos golpes para noquear e incluso si Khabib no logra derribar, o derriba y no logra controlar y mantener a Conor en el piso. Si Khabib no logra eso como aconteció en los últimos rounds de su pelea de titulo en contra de Ia quinta, Conor, con su gran precisión, no importa el que Khabib tenga muy buena resistencia a los golpes y nunca haya sido noqueado, Conor lo destruirá en pie desde todos ángulos, y lo haría pasar una noche igualmente larga.

Con certeza quienes ganarán serán los fans. Si el nivel del combate está a la altura de sus combatientes, será sin lugar a dudas una de las mejores peleas en la historia de UFC.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.